"Enseñar exige comprender que la educación es una forma de intervención en el mundo" - (Paulo Freire)
"Cátedra Libre Educárcel": septiembre 2008
Ultima actualización 9 de febrero de 2012.

martes, 30 de septiembre de 2008

Calidad educativa no implica satisfacción del cliente

(Publicado en clarín)

Existen escuelas, tanto públicas como privadas, que creen que educar bien exige ausencia de conflictos y paridad entre docentes y alumnos.

Mariano Narodowski  - DIRECTOR DEL AREA DE EDUCACION, UNIVERSIDAD TORCUATO DI TELLA

En nuestra sociedad aumenta la preocupación por la calidad de la educación, a tal punto que cuando se expresa interés por la educación es siempre por educación "de calidad". Este concepto ha calado hondo en gobiernos, políticos, organismos internacionales y pedagogos e incluso en ámbitos no especializados (periodistas, dirigentes, padres, alumnos). Todos estamos genuinamente preocupados por la calidad de la educación.

La Ley Federal de Educación promulgada por el peronismo en 1993 mencionaba la palabra "calidad" dieciséis veces. La nueva Ley de Educación también impulsada por el peronismo en 2006 aumenta a treinta las menciones. Si el uso de las palabras fuera directamente proporcional a la real solución de los problemas, en estos trece años habremos avanzado bastante

A pesar de este presunto consenso, "calidad de la educación" tiene diferentes significados, contradictorios entre sí. De hecho, "calidad" no es un concepto tradicional entre educadores sino que proviene de la jerga de los administradores y los ingenieros industriales. Como todo concepto novedoso, su utilización suele generar controversias y malos entendidos. ¿De que hablamos cuando hablamos de calidad de la educación?

Para algunos, la educación de calidad será aquella que trasmite determinados saberes y valores sin los cuales la educación pierde su razón de ser. Por supuesto, los valores y saberes considerados ocupan todo el arco ideológico y hasta teológico. Aun con sus diferencias, establecen un ideal de persona y de sociedad y se interrogan: ¿qué clase de persona queremos formar? Una educación será de calidad si responde adecuadamente a la pregunta.

Para otros, la calidad de la educación va a estar determinada por los insumos con los que se cuenta en el proceso educativo. Cuando mejoran esos insumos (los salarios docentes, el estado de los edificios, la dotación de las bibliotecas, la capacitación docente, etc.) necesariamente habrá de mejorar la calidad educativa. A diferencia de la visión anterior, a esta no le interesan los valores y los saberes puesto que estos serán de baja calidad si los insumos también lo son. Al contrario, el incremento de los insumos garantizará el aumento de los resultados.

La tercera concepción es la que determina que la calidad educativa es la respuesta satisfactoria a pruebas estandarizadas. En otras palabras, habrá buena calidad sólo cuando los alumnos demuestran resultados por medio de una prueba. A diferencia de las dos anteriores, a este enfoque sólo le interesan los efectos, los que a su vez deben ser consistentes: medibles, cuantificables y comparables.

Obviamente, estas tres visiones no son excluyentes y suelen combinarse en formas diferentes. Sin embargo, las mismas no agotan el panorama puesto que falta describir la concepción tal vez menos promocionada pero seguramente la más usada en nuestro medio: calidad de la educación como satisfacción del cliente.

Para esta postura, una buena escuela será aquella en las que los tomadores del servicio educativo están conformes con el servicio ofrecido. Esta conformidad puede medirse en encuestas de satisfacción análogas a las utilizadas en los comercios de comida rápida aunque el indicador más difundido es la ausencia de conflicto: la satisfacción del cliente se reflejará en una "armonía" —perversa, como veremos— entre los participantes del proceso educativo.

Esta visión no es exclusiva de escuelas privadas aranceladas. Concebir al alumno como un cliente que debe ser conformado suele ser una práctica frecuente también en escuelas estatales gratuitas a las que concurren sectores empobrecidos de la población. Lo clientelar no está asociado necesariamente al dinero sino que es una relación social que supone un intercambio entre iguales en el que alguien brinda y alguien utiliza un servicio.

Tradicionalmente, la relación educativa estaba estructurada en base a una relación asimétrica en la que el adulto era el responsable, quien cuidaba y protegía y quien ofrecía un proyecto de autonomía para cada uno de sus alumnos. El ser docente suponía ser un "otro" distinto, que basaba su diferencia en la enseñanza, la comprensión y el cuidado de quienes estaban a su cargo.

La calidad como satisfacción del cliente, necesita que docentes y alumnos sean equivalentes, desdibujándose la figura del educador y transformándolo en un mero proveedor. Lo que se consigue es atenuar conflictos por medio de la "concesión" o la "transa": los educadores terminan permitiendo que sucedan nuevas realidades pero no por convicción sino por el resultado de una negociación.

Así, muchos docentes confiesan que permiten en sus aulas lo que hace pocos años les parecía impensable, pero no por sincera convicción sino para evitar conflictos mayores. Satisfacen clientes. Al mismo tiempo, se sienten desautorizados por los funcionarios estatales, quienes frente a estos conflictos suelen guardar una sospechosa distancia: ellos también son parte de un complejo entramado de clientelas y mercados políticos y electorales.

Es cierto que la autoridad docente tuvo una justificada mala prensa, desde Juvenilia hasta la película The Wall. Y es cierto también que la principal victoria ideológica de la dictadura militar de 1976 es habernos hecho creer que toda forma de autoridad es persecución, tortura, muerte. Pero es impensable educar sin ser un otro diferente, capaz de proyectar e invitar a los demás a sumarse a ese proyecto. La equivalencia es la muerte del educador.

La calidad educativa entendida como satisfacción del cliente está aumentando en nuestras escuelas y no atinamos a reaccionar seriamente. Es necesario combinar las tres primeras concepciones de calidad y asumir desde las políticas públicas eso que no se consigue con leyes: el fortalecimiento del lugar del docente, brindando herramientas concretas para que los educadores puedan reconstruir una autoridad justa y confiable. Que la última palabra sea del docente y que todos sintamos alegría al reconocerla y responsabilidad para respaldarla.

Un artículo interesante sobre la "Calidad Educativa". (un concepto que se ha puesto de moda)

(Publicado en Mayéutica Educativa) 


¿Calidad Educativa significa lo mismo para todos los actores escolares? 


Por Marcelo E. Albornoz 
En esta nota nos proponemos generar planteos e interrogantes sobre lo que habitualmente se denomina calidad educativa ya que este término a sufrido un cierto desdibujamiento en su significado, y solo en la medida en que se debata lo que ella implica y el alcance que adquiere , nos permitirá arribar a planteos superadores y tratamientos adecuados .
Etimológicamente la palabra calidad deriva del latin qualitas y según el diccionario de la real academia española significa , propiedad o conjunto de propiedades inherentes a una cosa que permiten apreciarla como igual , mejor o peor que los restantes de su especie . El término en si resulta polifacético y a menudo subjetivo siendo actualmente uno de los conceptos mas importantes en el mundo de las organizaciones , de allí su importancia en procurar delimitarlo .
El concepto de calidad proviene del ámbito económico industrial tomando mayor impulso a medida que la economía se tornó mas competitiva convirtiéndose gradualmente en una variable cada vez mas importante en la elaboración y prestación de bienes y servicios. Todo este proceso aceleró la adopción de distintas estrategias organizacionales que van desde la tecnificación empresarial hasta la capacitación de los recursos humanos .
En el mundo desarrollado la política de la calidad organizacional lleva varias décadas de aplicación , pero en nuestro país la misma comienza a desarrollarse recién a partir de la década del noventa por imposición de las multinacionales y las exigencias económicas externas . Si bien fueron varios los autores que abordaron su tratamiento , fue sin dudas Edwards Deming quien encontró mayor ascendencia luego de su publicación en 1982 del libro "Calidad , Productividad y Posición Competitiva" editado por el centro de Estudios de Ingeniería de Massachussets .En esa obra se detallan claves de la administración de calidad como por ej "La calidad se mejora atendiendo al proceso más que al producto ..." , o , " El líder debe gestionar para mejorar y no para castigar..." . Ahora bien , ¿ es fácilmente traspolable los principios de administración económica a los principios de administración escolar ?. Nuestra respuesta a este interrogante es enfáticamente negativa y en las líneas que a continuación se desarrollan trataremos de justificarlo .
Es evidente que la gestión institucional en general y la áulica en particular persiguen como uno de sus principales objetivos alcanzar los máximos niveles de calidad educativa, pero si bien cada Institución Educativa tiene su singular universo, no se puede desconocer que la tarea escolar no está disociada de lo comunitario, por lo tanto alcanzar la calidad educativa implica un compromiso de los diferentes sectores sociales con ello. Sobre el particular existe mucha y diversa bibliografía que procura definir a la misma, en esta oportunidad se ha seleccionando para tal fin los considerandos prescriptos en la obra de Ferrer Tiana , quien sostiene las dificultades para abordar con cierta precisión el concepto de calidad educativa debido a su complejo tratamiento, es por ello que le otorga a la misma un carácter de polisemia y complejidad, ya que calidad significan cosas diferentes para distintos observadores y grupos de interés, resultando generalmente controvertidas las definiciones acerca de la misma. Asimismo también hay que reconocer que existen perspectivas diferentes en su abordaje , y según la misma obra, hay que realizarlo desde dos enfoques, uno de características macroscópica, que incluye al conjunto del sistema educativo, y otra aproximación de características microscópica, centrada en una institución educativa o programa educativo concreto.
Es tan complejo de definir a la calidad educativa como diversos son los criterios utilizados para ponderarla. De acuerdo a la obra de Samuel Gento Palacios algunas de las dispersiones conceptuales en la definición de la misma se derivan de hechos como los siguientes:
· La educación es una realidad compleja en si misma, ya que afecta a la totalidad del ser humano , entidad ciertamente compleja multidimensional e imprevisible.
· Existen notables diferencias entre las conceptualizaciones sobre educación , de ahí las frecuentes discrepancias sobre sus metas .
· La actividad mental no es evidente , ya que solo puede inferirse a través de los efectos que produce debido a que el intelecto no es fácilmente "medible".
· El educador es un ser libre y en el ejercicio de su libre albedrio sus comportamientos en definitiva responden a sus intimas convicciones .
La sola enunciación de lo anterior es mas que suficiente para comprender su complejo abordaje.
Como sosteníamos en párrafos anteriores en la obra de Ferrer Tiana se detallan distintas consideraciones conceptuales de la calidad , existe la concepción que asocia a la calidad educativa con la eficacia o grado de cumplimiento de objetivos educativos, éste modelo fue adoptado del mundo industrial, teniendo como aspectos positivos la posibilidad de "medir" resultados y como negativo básicamente asociar a la institución educativa con la empresa, y esto no puede ser así ya que el "producto" aprendizaje, es mucho más complejo que cualquier producto empresarial , y esto resulta por que en él existen aspectos y dimensiones difícilmente ponderables y porque básicamente la relación educativa es una relación humana donde la conducta y circunstancias son inestructuradas y hasta impredecibles. Otro tratamiento complementario de la calidad como eficacia es el de la eficiencia ,en donde básicamente el grado de adecuación entre logros obtenidos y recursos utilizados es definido como indicador de calidad, pero al ser éste complementario de aquel se le hace extensiva la critica precedente.
Teniendo en cuenta las limitaciones anteriores, y a su vez el énfasis puesto en estas temáticas por las ciencias de la educación en general y de la psicopedagogía en particular, surge como alternativa de aproximación el tratamiento de la satisfacción de necesidades y expectativas, en ésta, se le otorga relevancia al contexto y a los procesos escolares ya que no se trata solo de asegurar la eficacia educativa, sino de preguntarse acerca del sentido y relevancia de la misma, como así también la adecuación de los objetivos propuestos con los logros obtenidos, reconociéndose de éste modo el carácter complejo y multidimensional del concepto calidad educativa.
Si bien existen distintos elementos, factores, variables y dimensiones que pueden utilizarse en la identificación de la calidad educativa, no pueden omitirse entre ellos a : el clima escolar; la respuesta de la escuela a las demandas comunitarias y sociales; el estimulo a la actividad del alumno ; la participación democrática de todos los actores, la cualificación y formación docente; los recursos educativos ; la función directiva; la innovación educativa; el grado de compromiso de los distintos actores con la cultura institucional; la colaboración y coparticipación en la planificación y toma de decisiones, y obviamente el trabajo en equipo como algunos de los elementos que nos permitirán identificar lo que usualmente se denomina calidad educativa.
Por todo lo descripto precedentemente se debe ser prudente al utilizar el término calidad educativa y contemplar en su análisis además de los factores enunciados anteriormente , aquellos que permitan comprender el tipo de organización adoptado, la forma en que se administra y dirige la institución y las distintas herramientas que para ello se utilizan , destacándose entre otras a los Proyectos Educativos Institucionales, que sin pretender agotar su conceptualizacion se puede convenir en considerarlo como la herramienta esencial de la gestión que procura el acercamiento a la institución como totalidad, identificando, explicitando , comprendiendo y transformando los diferentes ámbitos de la vida organizacional , para ello es indispensable y necesario que todos los integrantes de la misma identifiquen situaciones institucionales problemáticas y busquen una solución concertada a la misma .
Ante la reseña enunciada ¿ hablamos de lo mismo cuando nos preocupamos por la calidad educativa ?, ¿ se puede arribar a tratamientos comunes para alcanzarla cuando consideramos cosas disímiles sobre un presunto mismo problema ? .Estos y otros interrogantes deberán ser respondidos por los lectores luego de una reflexión retrospectiva e introspectiva de sus distintas experiencias , pero lo que si es evidente es que sin un diagnostico común y un consenso básico sobre lo que ella significa su tratamiento y abordaje puede resultar estéril y desembocar en un clima negativo e inapropiado para el desarrollo de la tarea escolar.
Para concluir , y como sosteníamos al principio de esta nota no siempre existe un acuerdo sobre lo que implica calidad educativa .Por ello consideramos que solo a partir de un franco tratamiento de los distintos tópicos que la conforman nos permitirá su abordaje con cierto grado de pertinencia y solo en la medida que acordemos lo que ella implica nos posibilitará su tratamiento .Por ello ¿ de que hablamos cuando hablamos de calidad educativa ?
Bibliografía de Consulta
Ø Dallera Alfredo Osvaldo " La escuela razonable , una mirada a la cultura de la escuela urbana" , E.D.B. Buenos Aires 2000
Ø Drucker Peter , " Las Fronteras de la Administración " , ed Sudamericana , Buenos Aires 1988
Ø Frigerio G ,y Poggi M," Las Instituciones Educativas .Cara y Ceca." Editorial Troquel , Buenos Aires 1992
Ø Palacios Samuel Gento ," Instituciones Educativas para la calidad total", editorial La Muralla, Madrid 1996.
Ø Palladino Enrique y Palladino Leandro , " Administración Organizacional" , editorial Espacio Buenos Aires 1998.
Ø Tyler ,W, "Organización Escolar" ediciones Morata , Madrid 1991
Autor: Marcelo E. Albornoz
ver página del autor

domingo, 28 de septiembre de 2008

Periodismo y mano dura

Publicado en "Página 12" 

El rol de los medios de comunicación en la formación de la “sensación de inseguridad”. La poca visibilidad de las razones del delito. Las políticas de mano dura de los gobiernos de la región. Un debate entre especialistas.
Por José Natanson
Desde Montevideo


¿Los medios crean inseguridad? ¿Fomentan la sensación de inseguridad? ¿Es un problema de temperatura o de sensación térmica? ¿Es cierto que alientan la mano dura, las propuestas blumbergianas de más policías, más penas y más cárceles? ¿El tratamiento sensacionalista de las noticias policiales es parte de la lógica mediática? ¿Por qué circula tan poca información sobre las causas profundas de la crisis de inseguridad?
Estas fueron algunas de las preguntas alrededor de las cuales giró el seminario “El rol de los medios masivos de comunicación en la seguridad ciudadana”, organizado por el Programa Naciones Unidas para el Desarrollo, la Fundación Nuevo Periodismo y el Fondo de Cooperación de España. Durante dos días, especialistas de diferentes países debatieron, junto a unos 40 periodistas latinoamericanos, la forma en que la prensa se ocupa del delito y los efectos sociales y políticos que genera.

Casos extremos

La conferencia inaugural estuvo a cargo del incansable Bernardo Kliksberg, asesor del PNUD y director del seminario. Con una presentación cargada de números, estadísticas y cuadros, Kliksberg fue sin muchas vueltas al centro de su argumento: “El aumento de la inseguridad es un hecho concreto que se explica por diferentes motivos, pero básicamente por la creciente desigualdad que existe en América latina”, afirmó.
Después, Kliksberg mencionó algunos datos espeluznantes. En Centroamérica, la tasa de homicidios duplica la latinoamericana, con casi 50 por cada 100 mil habitantes según la Organización Panamericana de la Salud. Para remediarla, los gobiernos recurrieron a una secuencia de respuestas represivas de nombres realmente espectaculares: en El Salvador, tras el fracaso del “Plan Mano Dura”, el gobierno lanzó el “Plan Súper Mano Dura”, y hoy postula como candidato a presidente a un ex jefe de policía; en Guatemala, el presidente diseñó el “Plan Escoba” para frenar una supuesta invasión de mareros que, sin embargo, no alcanzó para detener el ascenso del líder de la tolerancia cero, Otto Pérez Molina, un ex general del Ejército que quedó en segundo lugar en las elecciones del año pasado; en Honduras, el candidato del Partido Nacional, Porfirio Lobo Sosa, elaboró una propuesta de combate a la delincuencia que denominó “Puño Firme”, gracias a la cual estuvo cerca de triunfar en las elecciones del 2005. En este contexto, explicó Kliksberg, no es casual que prosperen las leyes represivas sancionadas bajo el soplo en la nuca de una opinión pública aterrorizada. En los tres países centroamericanos mencionados, la edad de imputabilidad se redujo a los 12 años. En Honduras, el Código Penal fue reformado en el 2004 para incluir penas de hasta diez años de prisión por el solo hecho de llevar un tatuaje identificable con una pandilla.
Y no se trata sólo de Centroamérica. México tiene 500 mil policías, es decir 4,8 por cada 100 mil habitantes, tres veces más que Canadá, donde la tasa de homicidios es seis veces menor. En Brasil y Colombia, la delincuencia es la principal causa de muerte de jóvenes y, si se tienen en cuenta sólo los jóvenes negros varones pobres, los números se asemejan a los de una guerra civil. Finalmente, hay algunos aspectos de la inseguridad que muchas veces no se consideran, pero que ciertamente forman parte del fenómeno: en Paraguay, la pena por golpear a una mujer puede evitarse pagando una simple multa. De hecho, corresponden más años de cárcel por matar a una vaca que por pegarle a una esposa.

Contrastes

Finlandia tiene menos policías por habitante que cualquier otro país del planeta, poquísimos presos –sólo 3 mil– y, al mismo tiempo, una de las tasas de homicidios más bajas del mundo: dos por cada 100 mil. Dinamarca, con un enfoque similar, presenta una tasa de homicidios de 1,1, Noruega 0,9 y Suecia 1,2. En San Marino, pequeña república europea, hay, en total, un solo preso.
En todos los casos, la tasa de homicidios es doce veces menor a la latinoamericana y entre 4 y 6 veces inferior a la de Estados Unidos, donde nació el archipublicitado paradigma de la tolerancia cero. De hecho, Estados Unidos es el país rico más inseguro del mundo y el que tiene mayor número de presos: 648 por cada 100 mil habitantes, diez veces más que Dinamarca o Suecia. En números totales, casi dos millones de personas habitan las cárceles estadounidenses, la misma cantidad que jóvenes en los colleges.

Medios y mediaciones

Con el diagnóstico examinado, el seminario continuó con un análisis del rol de los medios. No hubo, desde luego, una única conclusión, pero sí una coincidencia general en que los medios juegan un papel centralísimo y que en muchos casos –sobre todo cuando se trata de la televisión– no contribuyen a aportar soluciones. Daniel Filmus, que se escapó del Senado para su presentación, citó una encuesta elaborada por el Ministerio de Educación que revela que los chicos pasan unas 4 o 5 horas por día en la escuela, contra 5 o 6 frente a la televisión. “El sistema escolar tiende a funcionar totalmente desenganchado de los medios. En la escuela, los alumnos escuchan cómo tienen que ser las cosas, el deber ser, y luego prenden la tele y ven una realidad completamente diferente, por ejemplo con esos programas en donde se forman bandas de populares contra lindas”, sostuvo Filmus. “Por eso lanzamos un programa para discutir en los colegios los contenidos de los medios. No para negarlos, sino para problematizarlos y aprender de ellos.”
Para Juan Faroppa, ex viceministro del Interior de Uruguay, los medios no crean la inseguridad. “No estoy seguro tampoco de que fabriquen la sensación de inseguridad, pero sí de que la retroalimentan”, dijo el funcionario. Y luego se largó a una amarga catarsis de todos los casos policiales tratados de modo sensacionalista durante su gestión. “Nosotros, como gobierno, tenemos el desafío de enfrentar la inseguridad, pero también de gestionar el miedo.”
Alejandro Alvarez, del PNUD, mostró una serie de cuadros para demostrar que la relación entre seguridad y sensación de inseguridad está lejos de ser automática. La correlación, dijo, es débil. Pero después, con buen criterio, añadió: “La verdad es que no importa mucho si la realidad es así o no, lo que importa es la percepción social”. Rafael Patermain, del Observatorio de Seguridad Ciudadana de Uruguay, coincidió: “La sensación de inseguridad se vuelve tan importante como la seguridad en sí. El Estado tiene que trabajar con las dos cosas, porque al que sufrió un asalto le importa poco si la tasa de inseguridad en Uruguay es cinco veces inferior a la media de la región”.
Daniel Altman, ex asesor del gobierno británico, presentó un cuadro que demuestra algo obvio, pero que ninguno de los presentes había visto tan claramente expresado: la percepción de inseguridad según el diario que lee cada persona. En Gran Bretaña, el 50 por ciento de quienes leen los diarios de izquierda (The Guardian y The Independent) dijo que el crimen aumentó en el último tiempo; los lectores de los diarios conservadores tienen una percepción más desfavorable y quienes leen los diarios sensacionalistas (Daily Mail, The Sun) son aún más pesimistas: el 80 por ciento de los lectores de la prensa amarilla cree que el crimen aumentó. Según Altman, en verdad está bajando.

La lógica de los medios

Cuando llegó el turno de los periodistas se intentó –finalmente–- explicar por qué ocurren estas cosas. Si no, pareciera que los medios son sujetos malvados, cuya única función consiste en proclamar la mano dura y aplaudir el gatillo fácil. Se dijo entonces que los medios trabajan en un registro de presente continuo, que por su propia lógica de funcionamiento tienden a la serialización, a crear la idea de que existen olas (de secuestros, de asaltos en cajeros, de hombres araña). Los medios descontextualizan y, cuando muestran un suceso policial, se focalizan generalmente en el final, deshistorizando. Se habló también de las limitaciones de recursos, tiempo y dinero, y del hecho de que la prensa televisiva es clasemediacéntrica, por lo que tiene muchas dificultades para comprender la realidad de los sectores populares.
Stella Martini, una de las pocas académicas argentinas que trabaja el tema de manera sistemática desde hace años, habló del contrato de lectura, el acuerdo implícito entre los lectores de un diario (o espectadores de un canal) y el medio. Este contrato, que rige la relación, explica los criterios de noticiabilidad de la noticia. Para alivio de los periodistas presentes, Martini dijo que es necesario diferenciar entre los dueños de los medios, los editores y los periodistas, pues cada uno tiene ideas, intereses y límites distintos. Habló del origen de la denostada prensa popular, que permitió el acceso a la información a los sectores más pobres y contribuyó a convertirlos en sujetos visibles, lo que implica un importante impulso democrático por más que su discurso sea casi siempre conservador.
Después, Martini definió en pocas palabras la lógica mediática. “Para un canal de televisión o un diario, son noticiables los acontecimientos que constituyen una infracción, una desviación, una ruptura del curso normal de las cosas.” Esto permite la construcción del color y el sensacionismo y remite, en última instancia, al rol de los medios como dispositivos de control social. “Se ve en las geografías del delito, que parece provenir de los sectores marginales de la sociedad. Las zonas pauperizadas no aparecen más que como territorios ‘tomados’ por la delincuencia. Nunca son barrios con vida propia, fruto del esfuerzo de una comunidad. Parece que la gente no viviera allí. Funcionan como escenarios para la delincuencia.”

Respuestas

Los paneles siguientes incluyeron a periodistas latinoamericanos que contaron sus experiencias en la cobertura de casos policiales, de crímenes y corrupción. Sobre el final, hubo un espacio para las conclusiones. Ninguna definitiva, por supuesto, aunque sí algunas líneas básicas: los medios no son los responsables de la inseguridad, pero sí corresponsables de la alimentación permanente de la psicosis ciudadana. El poder político reacciona mal y tarde ante el acoso mediático, en general con acciones espectaculares que no necesariamente crean tranquilidad: mostrar por televisión el decomiso de kilos y kilos de cocaína o la captura de enormes arsenales ilegales, ¿genera tranquilidad por la ejecutividad policial o, por el contrario, fomenta la sensación de que estamos a la deriva?
El riesgo, en América latina, es confundir delincuencia juvenil con crimen organizado. Para Kliksberg, la clave de todo el asunto es social. “La región ha visto en las últimas décadas la agudización de las desigualdades. Ello ha multiplicado los factores de riesgo a la delincuencia. Uno de cada cuatro jóvenes latinoamericanos no estudia ni trabaja. La combinación de jóvenes excluidos, que no tienen por dónde ingresar a la vida laboral, con baja educación y familias desarticuladas, crea un inmenso grupo de personas expuestas. Si se los trata desde el principio como delincuentes, sólo se contribuirá a generar mano de obra para las bandas organizadas.”

sábado, 27 de septiembre de 2008

Estudiantina en la cárcel de Batán

(Publicado en 0223.com.ar  el 24-09-2008)

Se realizó un show musical en el cierre de la estudiantina que organizó la Unidad Penal 15 de Batán para los internos estudiantes de la Escuela de Educación Técnica Nº 3, Escuela Primaria para adultos Nº 734, Escuela Media Nº 14 y Escuela de Formación Profesional que allí funcionan.

Con motivo del día del estudiante, se organizó el primer Torneo Intercolegial que tuvo como objetivo incentivar a los estudiantes llevando a cabo distintas actividades lúdicas y deportivas durante una semana.

El ajedrez, las damas, el truco, tejo y el fútbol tenis permitieron que los internos se relacionasen ya sea para participar en grupo como para competir.

Los certificados fueron entregados a los internos que obtuvieron el primer y segundo puesto y la misma se hizo durante un show musical que contó con el grupo de arte Truhanes, quienes se encargaron de animar y entretener un show que duró aproximadamente una hora y media , manteniendo cautivos a todos los internos que concurrieron a este festejo en el salón de acto del sector Tratamiento.

Los internos se aplaudieron unos a otros durante la entrega de Certificados en la que cada duelo fue comentado por el profesor y Director de la Escuela Media Nº 14, Eduardo del Castillo quien resaltó la final del truco: “Fue muy reñida; en esta final ya no importaban las cartas que tenían cada uno sino quien mentía mejor, fue apasionante verlos.”

Del Castillo también hizo una mención y reconocimiento al grupo de internos que participó recientemente en la Feria de Ciencias en Mar del Plata y que resultara una experiencia notable ante la sociedad y los medios de comunicación .

Tras la pausa, siguió el show, los Truhanes generaron una reciprocidad con los internos hasta que estos pudieron solicitar sus temas favoritos. Así pasaron Los abuelos de la nada, Los Redondos, La Bersuit , Papo e interesantemente hubo dos frutillas para un postre tan original: el profesor del Castillo fue invitado a subir al escenario e interpretar la Bifurcada de Menphis La Blusera.

Otro de los que fue invitado por el grupo a cantar fue un interno, ex integrante y voz de Los Lazaros (grupo Folklórico de la Unidad 15 integrado por internos ) subió a cantar tras haber entonado a capella y desde lejos un solo de la canción Presente, de Vox Dei.

“Tenemos la visión de que el encierro no es un castigo sino una oportunidad para los internos “declaró Truhanes luego de la función.

El grupo Truhanes está integrado por Juan Manuel del Castillo en batería, Fernando Pérez Zalazar en voz, Rodrigo Argain en guitarra, Gonzalo Argain en teclados e Ignacio Santillán en bajo.

“No somos un grupo de música, somos un grupo con proyectos con expectativas de llegar lejos”, dijo Del Castillo definiendo al grupo.

Los Truhanes vivieron una experiencia única como artistas en la que expresaron su música ante un público diferente en un contexto que dista mucho de pubs, boliches, entre otros.

Pérez Zalazar, voz y líder del grupo, expresó: “Vimos gente con mucha onda, cada estribillo que tarareaban era una alegría para nosotros”.

Se fueron Los Truhanes, pasó el festejo, ahora los estudiantes esperarán para la segunda edición de esta Estudiantina que pretende superar la primera.

MUESTRA DE TALLERES EN EL INSTITUTO ROCA

Tendrá lugar en el Centro Cultural 'Eugenio F. Virla' entre el 3 al 5 de octubre. Se expondrán trabajos, realizados por los chicos internos, en fotografía, pinturas y dibujo.


Publicado en "Tucumán Noticias".

© Tucumán Noticias | 26/9/2008-00:00 hs.

El próximo viernes 3 de octubre a las 19 en salas del Centro Cultural "Eugenio F. Virla", se inaugurará la "Muestra de Talleres de los Chicos del Instituto Roca".

La exposición consiste en trabajos realizados por los chicos durante los talleres, por lo tanto se expondrán fotografías, pinturas y dibujos.

El Instituto Roca es un centro donde se encuentran chicos de entre 14 y 17 años que evidencian conflicto con la ley.

La muestra esta organizada por la coordinadora de Talleres del instituto, Lic. Bettina Rojas. Los talleres que se dictan son: Taller de Fotografía y Animación a cargo de María de los Ángeles Pierrestegui, Taller de Expresión Artística, Máscaras y Títeres dirigido por el Lic. Juan Bracamonte y el Taller de Expresión Corporal y Teatro Popular por Alejandra Muntaner.

Bettina Rojas coordina la actividad de los Talleres del Programa Provincial de Educación en Contextos de Encierro, proyecto compartido entre el Ministerio de Desarrollo Social y el Ministerio de Educación, esos talleres son: Fotografía y Animación en Plastilina, Expresión Artística, Máscaras y Títeres y Expresión Corporal y Teatro Popular. También es coordinadora de C.A.J ( Centro de Actividades Juveniles) dependiente de la secretaría de Educación donde se dictan los Talleres de Artesanías, Deportes, Artes Visuales y Taller Literario.

A través de estos Talleres los chicos desarrollan inquietudes y propuestas educativamente valiosas con actividades culturales, artísticas y recreativas y así enriquecer la formación en la perspectiva de la construcción de ciudadanía y de la afirmación de sus derechos, fortalecer los vínculos productivos y solidarios entre ellos.

"Me parece muy importante el trabajo que realizan los talleristas porque no solamente cumplen la tarea docente sino que muchísimas veces tienen que contener a los chicos y las clases van mucho más allá de una tarea a realizar. Parte del fruto de estos talleres estará en la muestra que se realizará en el Virla del 3 al 5 de Octubre", lo sostuvo Rojas.

JORNADAS SOBRE MEDIOS DE COMUNICACION EN LA UNIDAD 35 DE MAGDALENA

Los días 23, 24 y 25 de septiembre se realizaron en la Unidad Penal n° 35 de la localidad de Magdalena, las “JORNADAS SOBRE MEDIOS DE COMUNICACIÓN”. Las mismas estuvieron organizadas por la escuela de Educación Media n° 2 con asiento en esa unidad penitenciaria, el Videocable Magdalena, y la Jefatura de la Unidad n° 35. Para dicha ocasión asistieron 50 detenidos (tanto alumnos de la escuela secundaria como otros no alumnos:
trabajadores, universitarios, etc). Las actividades se desarrollaron en tres talleres vinculados al Periodismo Gráfico, al Televisivo y al Radial. Para ello intervinieron periodistas de los medios de la localidad de Magdalena pertenecientes al Videocable, la FM Victoria 98.5, y el Semanario “El Tribuno”.

El objetivo de dichas Jornadas fue abrir un espacio de reflexión vinculado a las posibilidades de los
medios de comunicación para lograr no sólo el análisis y la transmisión de ideas sobre la realidad, sino también promover un contexto de participación y recuperación de la palabra para aquellas personas que se encuentran en situación de privación de la libertad.

Los trabajos elaborados como producto de las actividades áulicas, serán publicados y transmitidos por distintos medios periodísticos locales.

El temario de las Jornadas se desarrolló de la siguiente manera:


PRIMER DIA :


INTRODUCCION TEORICA A LA TEMATICA:


· VALOR DE LA INFORMACION.

· LOS MEDIOS Y LA SOCIEDAD.

· LA COMUNICACIÓN ES PODER.

· LAS EMPRESAS DE COMUNICACIÓN.

· LA INFORMACION PERIODISTICO: ¿ ES EQUIVALENTE A LA VERDAD?

· EL PERIODISMO Y LAS CRISIS SOCIALES.


DEBATE.


EXPONEN LOS PERIODISTAS:


SR. DANIEL FRACHI

DIRECTOR DE PROGRAMACION DE FM VICTORIA 98.5

CONDUCTOR y PRODUCTOR GENERAL DE LA DATA.COM


ESTEBAN CASTIGLIA

CO-EDITOR Y DIRECTOR PERIODISTICO DEL SEMANARIO “EL TRIBUNO DE MAGDALENA“.


RAUL GOMEZ.

DIRECTOR CANAL LOCAL DE TELEVISION POR CABLE , PRODUCTOR Y
CONDUCTOR DEL NOTICIERO LOCAL.

COORDINADOR E INSTRUCTOR DEL TALLER DE PERIODISMO DE LA
ESCUELA ESPECIAL 501 DE MAGDALENA


EJERCICIOS PRACTICOS


PRIMER DÍA


MEDIOS RADIALES: RADIO FM


EJERCICIO:


DESARROLLO DE UN PROGRAMA RADIAL.


COORDINADOR: DANIEL FRACCHI.


SEGUNDO DÍA:


MEDIOS GRAFICOS: SEMANARIO.


EJERCICIO:


DESARROLLO DE UNA PAGINA PARA UN SEMANARIO.


COORDINADOR: ESTEBAN CASTIGLIA.


TERCER DÍA:


MEDIOS AUDIOVISUALES: TELEVISION.


EJERCICIO:


DESARROLLO DE UN NOTICIERO


COORDINADOR: RAÚL GÓMEZ.



El evento estuvo auspiciado por la Cátedra Libre “Educación en el Medio Carcelario y
Prevención del delito”, dependiente de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, Universidad Nacional de La Plata.


martes, 23 de septiembre de 2008

Reunión del gabinete interno de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos

Reunión del gabinete interno de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos
Juan Pablo on 23/09/2008 01:28


Salta al día - El Ministerio firmará convenios con las carteras de Educación
y Desarrollo Humano y construirá un tambo en la granja penal de Rosario de
Lerma.
El ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, Pablo Kosiner, encabezó
ayer la reunión de gabinete interno de la cartera a su cargo, donde
conjuntamente con los funcionarios del área revisaron las tareas que se llevan
adelante y se anunció una serie de acciones que se pondrán en marcha a la
brevedad.
Entre las actividades previstas, se anunció la firma de una convenio conjunto
con el ministerio de Educación para que se tenga presente en la nueva ley de
educación la readecuación de los planes de estudio para personas en contexto
de encierro.
Asimismo, a través de la Subsecretaría de Políticas Criminales y Asuntos
Penitenciarios, a cargo de Ángel Sarmiento, se rubricará otro acuerdo con el
Ministerio de Desarrollo Humano para generar un plan piloto de contención a
menores imputables, en conflicto con la ley penal, el cual prevé que el
personal de Servicio Penitenciario realice la custodia perimetral del instituto
Miguel Torino de Cerrillos, mientras que el área social se encargaría de la
contención y cuidado de los pequeños.
Por otra parte, en los próximos días se anunciará la entrega de 32 viviendas
al personal del Servicio Penitenciario y se solicitará al IPV la ampliación
del cupo de unidades habitacionales para poder cubrir las demandas existentes.
La apertura de un tambo en la Granja Penal Nº 6 de Rosario de Lerma, donde se
encuentran alojados 30 internos, es otro de los puntos que figuran en la agenda
de actividades del Ministerio de Justicia, el cual demandará una inversión de
23.500 pesos y se financiará con fondos propios.
El secretario de Justicia, Maximiliano Troyano, el secretario de Seguridad,
Aldo Rogelio Saravia; el subsecretario de Políticas Criminales y Asuntos
Penitenciarios, Ángel Sarmiento; la subsecretaria de Políticas Judiciales,
María Isabel Nogaledo, el coordinador, Fernando Echazú y el jefe de Asesores
del Ministerio, Federico Kosiner, participaron de la reunión que se realizó en
la sala de situación del anexo del Ministerio, en Santiago del Estero 2291.

lunes, 22 de septiembre de 2008

Educación en contextos de encierro fue tema de la Conferencia regional de Alfabetización

(Publicado en http://clade.wordpress.com)

Septiembre 18, 2008 ·

El tema de la educación en situación de encierro ha sido debatido en el panel sobre los grupos con necesidades especiales de aprendizaje llevado a cabo el 11 de septiembre, en el marco de la Conferencia Regional de América Latina y el Caribe sobre Alfabetización y Preparatoria para la CONFINTEA VI, en la Ciudad de México.

En la ocasión, Felipe Machín, de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) de Uruguay, relató la experiencia del trabajo con la población carcelaria en el Programa de Educación de Jóvenes y Adultos de su país; mientras que Hernando Lambuley García, de Colombia, presentó el trabajo de la Red Latinoamericana de Educación en Contextos de Encierro (RedLECE).

“Nosotros creemos que la educación es un derecho y ejercerlo en todo caso reduce las situaciones de vulnerabilidad social, cultural y emocional de la persona”, dijo Machín. “Lo que nosotros pretendemos con la intervención educativa en los establecimientos carcelarios es reducir la vulnerabilidad.”

Para Lambuley, de la RedLECE, la deshumanización inherente al encarcelamiento torna temas como educación y salud mucho más complejos. La RedLECE – que tiene la participación de Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Honduras, El Salvador, Costa Rica, México, Paraguay, Perú y Uruguay –, surgió con el intuito de hacer visibles a las personas privadas de libertad y su derecho a la educación. Según Lambuley, “la educación es la mejor forma de trabajar con personas que han infringido la ley penal”.

También en la reunión preparatoria a la CONFINTEA VI fue lanzado el libro Educación en prisiones en Latinoamérica: derecho, libertad y ciudadanía, editado por la UNESCO y la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI). La publicación reúne documentos y artículos del “II Seminario Nacional: consolidación de las directrices para la educación en el sistema penitenciario”, realizado en Brasilia, en octubre de 2007, y del “Encuentro Regional Latinoamericano de Educación en Prisiones, realizado también en Brasilia, en marzo de este año.

martes, 16 de septiembre de 2008

Presos pintan un mural en la cárcel de Varela

Será el más grande de su tipo en Latinoamérica

(Publicado por diario "El Día" edición impresa 16-09-2008 (Quilmes-Berazategui-Varela)

En el marco de las actividades culturales que se promueven en el ámbito carcelario de la Provincia, nueve detenidos de la Unidad Nº 24 de Florencio Varela culminaron la primera etapa de un mural que están pintando en el acceso al sector penal y que será el más grande en contexto de encierro de Latinoamérica.

Coordinados por un profesor de dibujo, nueve detenidos pintan el inédito emprendimiento cultural. Cuando culmine la obra tendrá unos 1130 metros cuadrados y será el mural más grande de Latinoamérica en contexto de encierro. El proyecto cuenta, con distintas pinturas, la historia Argentina.

De interés municipal

"El emprendimiento fue declarado de interés municipal por el intendente de Florencio Varela Julio César Pereyra y cubrirá unos 1130 metros cuadrados", detalló el director de la cárcel, Carlos Barrios.

Según se explicó, los privados de libertad trabajan diariamente unas seis horas, siempre que las condiciones climáticas lo permitan. "Es que si hay mucha humedad no pintamos porque no se adhiere a la pared", indicó Mario, uno de los detenidos.

El mural cubrirá las paredes, e inclusive el cielo raso del pasillo que conduce desde la administración de la Unidad hasta el sector de los pabellones que tiene unos 220 metros de largo por cuatro de ancho.

Contenido

"El mural va a plasmar el proceso histórico de nuestro país. Desde que los españoles llegaran a nuestras tierras, la Declaración de la Independencia, la labor abnegada de nuestros próceres, para recaer en el siglo 20 y nuestros días", señaló Barrios.

Los detenidos que comenzaron con el proyecto recibieron clases de historia dictadas por un maestro de la escuela primaria que funciona en la dependencia carcelaria. "Se busca que el grupo, además de aprender a pintar, adquiera o profundice conocimientos de la historia Argentina", afirmó Daniel Sincha, el profesor de dibujo.

Los materiales, la pintura sintética y los pinceles, son provistos por la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia y por el Servicio Penitenciario Bonaerense.

lunes, 15 de septiembre de 2008

Cárceles argentinas: “Bienvenidos al infierno”

Publicado por argentina.indymedia.org

Por (reenvìo) agencia walsh - Wednesday, May. 21, 2008 at 6:16 PM

(AW)La “bienvenida”, el “pata-pata”, el “puente chino” o “la pirámide”, no son los nuevos ritmos de la noche. Se trata solo de algunas de las prácticas violentas de la política penitenciaria destinada al aniquilamiento de los presos y presas.

En esta entrega de Para la libertad, la Agencia Walsh sintetiza el Informe Sobre Malos Tratos Físicos y Tortura: Un Estudio sobre Procedimientos de Requisa, Sanción de Aislamiento y Agresiones Físicas, producido por la Procuración Penitenciaria de la Nación.

Alcira Daroqui, reconocida investigadora y Carlos Moto, sociólogo y ex preso político, condujeron este meticuloso estudio que da cuenta de la férrea Paloterapia que se descarga sobre los cuerpos y las almas de quienes habitan del otro lado de las rejas. Otra forma de alimentar el sistema de despojo y exclusión disparando contra los más vulnerables.

En uno de sus párrafos, los sociólogos sostienen que “la regularidad y sistematicidad de las prácticas violentas institucionales por parte del personal penitenciario le ‘imprimen’ a la cárcel el atributo de pena corporal. Se consideró entonces, el maltrato físico como castigo reflejado en el cuerpo del detenido/a, el cuerpo como medio y fin de aquellos ejercicios regulares y sistemáticos de soberanía, disciplina y control, que en tanto dispositivos desplegados y articulados se constituyen en estrategias de gobernabilidad en el marco de las relaciones sociales carcelarias”.

La publicación del Informe coincidió con la divulgación pública de una conspiración para asesinar al titular de la Procuración, Francisco Mugnolo, urdida desde el Servicio Penitenciario Federal (SPF), según declararon cuatro detenidos en sede judicial, a quienes funcionarios del SPF le habían encargado “la tarea” y luego se arrepintieron.


Buenos Aires, 18 de mayo de 2008 (Agencia Walsh) Con fotos, testimonios y textos que dan cuenta de modo contundente de los golpes con cadenas y palos, cortes y balazos de goma efectuados a corta distancia en los cuerpos de los presos y presas en cárceles federales, la Procuración Penitenciaria de La Nación presentó recientemente el Informe Sobre Malos Tratos Físicos y Tortura: Un Estudio sobre Procedimientos de Requisa, Sanción de Aislamiento y Agresiones Físicas.

La difusión de la investigación tuvo lugar, precisamente, cuando salió a luz una conspiración para asesinar al titular de la Procuración, Francisco Mugnolo, urdida desde el Servicio Penitenciario Federal (SPF), según declararon cuatro detenidos en sede judicial, a quienes funcionarios del SPF le habían encargado “la tarea” y luego se arrepintieron.

La investigación, desarrollada entre el 29 de junio y el 7 de septiembre de

2007, fue encabezada por los sociólogos Alcira Daroqui y Carlos Moto. A la vez, participaron de la misma Ariel Cejas, Mariana Lauro, Jennifer Wolf, Maria Santos, Sebastián Galcerán, Samanta Claro Desiderio, Pilar Rejas Lupo, Jessica Lipinszki, Paula Ossietinsky, Andrea Triolo, Laura Macarrone, entre otros.

Las entrevistas a 939 presos y presas, abarcó las siguientes Unidades: Complejo Penitenciario Federal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Unidad N° 2 Devoto); Complejo Penitenciario Federal I de Ezeiza; Complejo Penitenciario Federal II de Marcos Paz; Complejo Federal para Jóvenes Adultos de Marcos Paz (Unidad N° 24); Instituto Correccional de Mujeres de Ezeiza (Unidad N° 3); Centro Federal de detención de mujeres “Nuestra Señora del Rosario de San Nicolás” de Ezeiza (Unidad Nº 31); Instituto de Seguridad y Resocialización de Rawson, Chubut (Unidad N° 6); Prisión Regional del Sur de Neuquén (Unidad Nº 9); Prisión Regional del Norte de Chaco (Unidad Nº 7).

La Constitución Nacional asegura en su artículo 18 que: “Las cárceles de la Nación serán sanas y limpias, para seguridad y no para castigo de los reos detenidos en ellas, y toda medida que a pretexto de precaución conduzca a mortificarlos más allá de lo que aquélla exija, hará responsable al juez que la autorice”. Sin embargo, el Informe demuestra que el gobierno nacional y sus hombres del SPF se pasan este contenido bien por el cuerpo del olvido. Porque con toda certeza la tortura en las cárceles es una política, es el cotidiano padecer de quienes fueron depositados tras las rejas, luego de ser marginados de la sociedad. Y en tal sentido la investigación sostiene que “la regularidad y sistematicidad de las prácticas violentas institucionales por parte del personal penitenciario le “imprimen” a la cárcel el atributo de pena corporal. Se consideró entonces, el maltrato físico como castigo reflejado en el cuerpo del detenido/a, el cuerpo como medio y fin de aquellos ejercicios regulares y sistemáticos de soberanía, disciplina y control, que en tanto dispositivos desplegados y articulados se constituyen en estrategias de gobernabilidad en el marco de las relaciones sociales carcelarias”.

De tal modo, resulta notoriamente contrastante el discurso que el gobierno argentino mantiene sobre la defensa de los derechos humanos y la política de castigos no previstos en el Código Penal, que constituyen un empeñoso intento de destrucción de la entidad humana de detenidos. Como se sabe, la Argentina es sólo uno de los cinco países del planeta que tiene un servicio penitenciario militarizado, a la vez que se halla altamente especializado en una diversidad de suplicios que no son letra, pero si hechos rotundos que acuden presurosos ni bien cualquier hijo de vecino ingresa a un penal. Precisamente, de esas políticas, de esos dolores habla esta síntesis que la Agencia Walsh realizó sobre el Informe que produjo la Procuración Penitenciaria.

“La bienvenida”

“Lo llaman el cocktail de bienvenida, es terrible: Te ponen en bolas, te pegan y se burlan de uno. Es Guantánamo”. Relató un detenido haciendo referencia al campo de concentración que el gobierno de los Estados Unidos mantiene sin tapujos en territorio cubano.

Sucede que de la clásica y naturalizada “bienvenida” no se escapa, además, existe la certeza de que “sucedió, sucede y sucederá” y “que todos pasan por ella” y es por eso que esta práctica reconoce una trayectoria histórica y un claro mensaje enviado desde las más conspicuas autoridades. Se trata de la recepción institucional que reciben al momento de ingresar a una unidad carcelaria, sean mujeres o varones adultos, mujeres o varones jóvenes, reincidentes o primarios y se define a través de múltiples y variadas “violencias” ejercidas por personal penitenciario.

Algunos testimonios en el Informe dan cuenta de las agresiones sufridas bajo esta modalidad:

“Me dieron la ‘bienvenida’ como a todos los ingresos. Los policías cuando ingresas, mientras te pegan, te advierten: “estos no es nada comparado con lo que te va a pasar si haces quilombo adentro”, expresó uno de los encuestados.

Otro sostuvo que: “La ‘bienvenida’ en Devoto fue terrible, me cagaron a palos, trompadas, estaban borrachos y me pegaron tanto que por un mes no me pude reír”.

Por su parte, la descripción de un tercero es categórica: “Los penitenciarios casi me matan, estuve a punto de desmayarme, me daban la cara contra la pared, me cortaron la oreja y me decían: ‘viniste al infierno’”.

La requisa: ¿En busca de elementos peligrosos?

Las requisas, es decir la inspección, revisión y control de las personas, sus cuerpos, espacios y pertenencias, tanto en la variante personal como de pabellón es siempre feroz y humillante.

En el Informe se detalla que la requisa personal constituye en uno de los aspectos del trato que han designado como maltrato físico vejatorio y degradante. Registra la peculiaridad más gravosa, el desnudo total y flexiones que da cuenta de la exposición del cuerpo totalmente desguarnecido con el agravante de realizar esas flexiones a efectos de “agudizar” la inspección por parte del personal del servicio penitenciario de la zona genital-anal.

Existen cuatro instancias en la requisa personal que son: Desnudo total y flexiones, desnudo total, desnudo parcial y cacheo.

Como puede apreciarse, la violencia vejatoria que intenta describir el Informe se vincula a los grados de exposición del “cuerpo desnudo” ante otros, que exceden una práctica excepcional y configuran una rutinización de experiencias degradantes de fuerte impacto material y simbólico. La gradación de esta variable está construida sobre el criterio de cuantificar el nivel de intensidad de la “inspección del cuerpo” por parte del personal penitenciario. “El grado de mayor inspección suma a la desnudez un plus de intrusión humillante en la intimidad del propio cuerpo”, dicen Daroqui y Moto, en relación a las flexiones.

Las voces

“En la requisa te abren las nalgas y no les importan si estás indispuesta, hasta se manchan de sangre. Si contestas o te resistís, te llevan a los tubos”.

“Cuando entra la requisa, depende de cual te toque ese día, te hacen desnudar y hacer varias flexiones para ver si se te cae algo de la vagina, pero no lo hacen por eso, lo hacen para que te sientas mal, no respetan si sos una mujer grande, hasta lo han hecho con embarazadas”.
“Todo el tiempo te tenés que poner en bolas, seguro cuando entra la requisa al pabellón, pero también cuando volvés de un comparendo de Tribunales o del hospital y de visita, siempre te hacen desnudar por ahí tenés que agacharte pero flexiones, no”.
“Cuando entra la requisa te desnudás y si vienen malos, te pegan palazos en los testículos”.
“Siempre tenés que sacarte la ropa, cuando volvés a tu pabellón o cuando entra la requisa, te miran y te dicen barbaridades, a mí al principio me daba vergüenza, ahora estoy anestesiada”


Así, olímpicamente obvian el articulo 70 de la Ley de Ejecución que dispone que “para preservar la seguridad general, los registros en las personas de los internos, sus pertenencias y locales que ocupen, los recuentos y las requisas de las instalaciones del establecimiento, se efectuarán con las garantías que reglamentariamente se determinen y dentro del respeto a la dignidad humana”.

Por su parte, La Comisión Interamericana de Derechos Humanos en el informe 38/96 -Argentina, 15 de octubre de 1996- señaló que la revisión o inspección vaginal de los visitantes excepcionalmente resulta legítima, siempre que se cumplan cuatro condiciones: 1) ser absolutamente necesaria para lograr el objetivo de seguridad en el caso específico; 2) no debe existir alternativa alguna; 3) debería, en principio, ser autorizada por orden judicial; y 4) debe ser realizada únicamente por profesionales de la salud.

Requisa de Pabellón
Según explica el informe, la temporalidad y motivos se articulan entre sí y de alli surgen dos tipos diferenciados de requisas: las de “rutina” y las “imprevistas”. Las requisas de rutina en el pabellón suelen realizarse con regularidad y los motivos ya expresados, son requisados rutinariamente con una frecuencia que va desde de una vez por semana, hasta una vez cada quince días.

Por su lado, las requisas imprevistas en el pabellón, también responden a a la misma lógica, pero deben añadirse aquellos motivos de “orden y seguridad” que les imprimen un carácter mas indiscriminado y violento.

Las causas que “convocan” a estos procedimientos de requisas imprevistas, detectados a partir de las respuestas de las personas encuestadas, se concentran, básicamente, en 7 motivos, ello no implica que sean excluyentes entre sí. Se vinculan a ‘peleas entre internos’, ‘conflictos con el personal penitenciario’, ‘al ingreso a pabellón después de la visita’, ‘buscar droga’, buscar objetos’, por último, lo que se presenta como particularmente interesante es que en 19 pabellones con 574 personas detenida, las repuestas refirieron que las requisas imprevistas se realizan “sin motivos”, es decir, no reconocen causas que motiven este procedimiento.

Es decir, los procedimientos de requisa realizados por este cuerpo especial son registrados, controlados por autoridades del penal y por personal profesional como así también por subalternos a cargo de la custodia del pabellón. De modo que buena parte de las irregularidades que se describen en este Informe se realizan bajo el consentimiento de personal jerárquico y/o profesional, en particular médicos.

“Los que hacen las requisas son el Director de Módulo, el jefe de módulo, oficial de turno, jefe de requisa y todos los subalternos de requisa, son un montón. Entran al pabellón, “los vestidos de negro”, los de requisa y el jefe del día”, detalló una presa.

Desde otra unidad, un detenido explicitó: “Los agentes de requisa y el enfermero, a veces viene el médico también, parece que saben que nos van a matar. Entran todos los que se visten de negro, esos son los de requisa, además un enfermero, el jefe de requisa y el jefe de turno.

La ausencia de placas identificatorias en el uniforme del personal en general y del personal de requisa en particular, obstaculiza seriamente la individualización de los mismos cuando algún detenido o detenida decide realizar una denuncia judicial con relación a los malos tratos físicos y/o torturas padecidas. A esta falta de identificación se le suman las prácticas de amedrentamiento para impedir la “mirada” de los presos.

Atento a la pregunta acerca de la cantidad de agentes penitenciarios que participan en las requisas imprevistas, las personas detenidas respondieron que el número de agentes oscila entre 20 a 40 y hasta 50, aproximadamente. También expresaron que a veces no se corresponde con “ninguna lógica clara”.

En el marco de estas condiciones construidas por el personal de requisa, se despliegan distintos ejercicios de violencia sobre las pertenencias que Daroqui y Moto caracterizan a partir de las respuestas de las personas detenidas con las siguientes categorías: 1) mojan o ensucian la ropa; 2) mezclan y/o tiran la mercadera al piso; 3) rompen objetos; 4) roban objetos y ropa, 5) secuestran objetos.

Sanciones y aislamiento

La Procuración Penitenciaria detectó que el principal modo de sanción aplicado por el personal penitenciario es el del aislamiento individual en espacios diferenciados, pabellones y/o celdas, que implica condiciones altamente gravosas de detención, tales como racionamiento de la comida, ausencia de utensilios, encierro permanente, imposibilidad de acceso a otras instalaciones, falta de higiene personal, falta de camas y mantas, espacios sin luz y deteriorados, efectuar la necesidades fisiológicas básicas, defecar y orinar, en botellas, bolsas de plástico o recipientes que se encuentran y mantienen por largo tiempo en el interior de las celdas.

Un objetivo complementario fue detectar si esta modalidad también se aplicaba en forma encubierta, es decir, no explícitamente como sanción en el marco de un procedimiento disciplinario formal.

Según los investigadores la “utilización” del aislamiento excede las prácticas sancionatorias formales, aunque en ellas también se presenta en forma recurrente, sistemática y casi excluyente en relación a otro tipo de sanciones disciplinarias y en este sentido el aislamiento entendido, no solamente como el alojamiento de las personas en espacios diferenciados con relación al resto de la población, sino también como una práctica que se replica en otras medidas que ¨ suspenden ¨ la relación y el contacto con sus pares detenidos y con “el mundo exterior”.

Estos espacios diferenciados son denominados celdas de aislamiento o castigo, y en la jerga carcelaria: “buzones” o “tubos”.

Los testimonios a cerca de cómo “aislar sin reglamento”
· “Al ingresar a la unidad 6 estuve 3 días en ‘buzones’ y después me llevaron a pabellón.¨

· “Estuve aislado varios días cuando pedí cambio de alojamiento.¨

· “Estuve en un buzón 7 días porque no había lugar en el

pabellón.¨

· “Estuve en buzones pero nunca me explicaron por qué.¨

Así, observamos que la sanción de aislamiento es aplicada prácticamente en forma excluyente por parte del personal penitenciario en relación a otros tipos de sanciones y quizá por ello mismo, para las personas detenidas, sanción y aislamiento son equivalentes: sancionado es aislado.

Los relatos de cómo “aislar con reglamento”
Acerca del tiempo: ¿Cuanto tiempo estuvo aislado/a?

· “Me sancionaron y estuve 18 días “engomado”

· “Una vez estuve 8 días y otra vez 15 días, la última sanción fue la de los15 días, no se terminaba más”.

· “Estuve en un reten de la planta 5, la sanción fue de 5 días, pero estuve 12”.

· “Me sancionaron tres veces con aislamiento, la peor fue la de 35 días, la anterior había sido de 11 días, pero me dejaron 13”.

· “Estuve 90 días, tres meses justos, ni más ni menos, en el parte figuraban 30 días”.

Acerca de cómo se vive en las celdas de aislamiento
Las condiciones sanitarias:

“En la celda de aislamiento, el inodoro estaba tapado, yo hacia igual ahí y tiraba agua a veces porque sino salía todo y se me iba al lugar donde dormía, a veces no podía dormir del olor”.
“En una celda de sanción tenía un agujero en el piso para hacer las necesidades y sin canilla, durante días enteros no me dejaron salir ni un minuto”.
“En la celda no tenía inodoro y hacía en una bolsa que a veces se la dejaban en la celda 2 o 3 días, me descomponía del olor”.
“El módulo 6, pabellón A tiene celdas distintas a las del resto del complejo, porque son acolchonadas, están vacías, sin nada, solo tienen una letrina de acero y cuando tenés sed, de ahí mismo tomas agua. Además te meten desnudo y no te pueden llevar ropa”.

La alimentación:

“En la celda de aislamiento le daban el almuerzo y la cena juntos al mediodía, se guardaba un poco para la noche pero juntaba olor y moscas y como no tenía luz artificial a veces a la mañana se daba cuenta que había dejado el plato al lado de la botella que tenía pis”.
“Mientras estuve aislado no recibí nada de comida del servicio yo le pedía algo a otros presos que pasaban frente a la celda, una vez el celador me dio sus sobras”.

Los malos tratos físicos:
· “Durante el aislamiento siempre tuve que estar desnudo para el recuento y además te doblan los brazos”.

· “El año pasado cuando estuve aislada, vi como golpeaban a las “menores” en las celdas de aislamiento, eso te mata”.

· “Cuando más me golpearon fue cuando estuve aislado, siempre cuando mas te golpean es cuando estás sancionado, porque nadie te ve y estás 10 o 15 días en un buzón sin tener contacto con nadie”.

Agresiones físicas, golpes y lesiones

De las tres dimensiones, por medio de las cuales el informe pretende dar cuenta del maltrato físico, la dimensión “agresiones físicas” es claramente la más grave, en cuanto a la acción directa violenta sobre los cuerpos.

La primera pregunta apuntó entonces a saber si el encuestado sufrió alguna agresión física por parte de personal penitenciario, cualquiera sea, durante su presente detención, se obtuvo aquí 601 respuestas positivas lo que representa el 64,3% de la población penal.

Si bien la agresión física más típica en el ámbito penitenciario es el golpe, este registra una amplia variabilidad de subtipos que van desde el cachetazo al apaleamiento, y se registra además una cantidad de otras modalidades de agresión física particularmente gravosas y/o degradantes, que merecen un análisis cualitativo global.

Golpes y lesiones durante la detención, por edad:

18-24
25-34
35-44
45-54
55-64
65-más
Total

69,6%
65,0%
55,5%
42,0%
19,7%
15,0%
59,0%

El gráfico es elocuente, los intervalos etáreos de 18-24 años y de 25-34 son los que concentran a la mayor cantidad de personas encarceladas golpeadas por parte del personal penitenciario, 69,6% y 65% respectivamente. Aunque disminuye, continúa siendo impactante para los intervalos de 35-44 y 45-54 con el 55,5% y 42% respectivamente.

Sobre la circunstancia en que se produjeron estos golpes en las unidades

si se puede afirmar que son discrecionales y arbitrarias, están altamente ritualizadas, es decir firmemente arraigadas a los acervos institucionales y por tanto son habilitantes y legitimantes de esas “discrecionalidades” y “arbitrariedades”.

Prácticas violentas del personal penitenciario


De acuerdo al Informe, las siguientes prácticas son regulares en tanto se producen periódicamente en el tiempo, pero además requiere de organización, recursos y decisiones institucionales. Es decir, de un sistema que las habilite para su despliegue y también para su encubrimiento.

Pata-Pata: reside en patadas con los borceguíes con punta de hierro o palazos o gomazos en la zona de los tobillos y plantas de los pies de las personas detenidas por parte del personal penitenciario.

El puente chino: consiste en dos filas de personal penitenciario enfrentadas dejando un espacio entre medio por el cual pasan, generalmente desnudos, los detenidos corriendo, ida y vuelta varias veces, durante ese pasaje el personal penitenciario los golpea con palos, gomas, cadenas, patadas y escudos

La pirámide: es una modalidad de maltrato altamente gravoso ya que el personal penitenciario obliga a los detenidos, con sus cuerpos casi siempre desnudos, a apilarse uno encima de otro (la montaña humana) mientras les va pegando con palos, los de abajo padecen situaciones desesperantes de asfixia por lo que también pegan a sus compañeros para sacárselos de encima, si estos salen de la pirámide son golpeados fuertemente por los penitenciarios.

“Atención Médica”

Ante la magnitud y características de las lesiones padecidas por los detenidos, los investigadores preguntaron : “¿Recibió atención médica por la lesión? ¿Qué tipo de atención?”

Así, del total de las personas agredidas y lesionadas, el 60,1% expresó que no recibió ninguna atención médica por su lesión, mientras que el 36,4 % respondió que sí fue asistido médicamente por las lesiones padecidas.

Es importante resaltar que un 40,6% de las personas lesionadas manifestó que la atención médica se circunscribió a una observación superficial (inspección ocular) de las lesiones padecidas, sin revisación clínica, prescripción de medicamentos, ni estudios radiológicos entre otros.

Y lo que ya pertenece al género de la literatura de terror, aunque también a la práctica médica en los penales es que los doctores en medicina, los que realizaron el juramento hipocrático de defender la vida son parte activa de las torturas y golpizas. De modo concluyente así lo denunciaron los detenidos.

Los relatos:

· “Quería hacer la denuncia por los golpes y cuando vio al médico, se dio cuenta que había sido el que le había pegado”.

· “El médico es uno de los que nos golpea. Él está delante mientras nos pegan y él también pega”.

· “Al ingresar a la unidad le pegaron entre 7 u 8 penitenciarios, incluso el médico”.

· Eran como 20 cuando me sancionaron: Me pegaron tanto que me desmayaron, cuando llegué a los buzones estaba desvanecido. El médico hizo un acta de que estaba en perfectas condiciones y estuve tres días orinando, vomitando y defecando sangre.

Según la investigación, de las 939 personas detenidas-encuestadas en cárceles federales, 601 sufrieron agresiones físicas, (el 64,3%). De las 601 personas que padecieron agresiones físicas, como consecuencia, 321 fueron lesionadas (el 53,4%). Si consideramos este 53,4 como el 100% de los lesionados/as, 151 (el 47%) personas padecieron lesiones severas.

El conjunto de las lesiones, severas, intermedias y leves se produjeron en una temporalidad mediata a la realización de la encuesta y básicamente en las dos circunstancias en las que el personal penitenciario despliega el mayor grado de violencia contra los detenidos/as: el ingreso a la cárcel y la requisa a los pabellones.

El 60,1% de las personas lesionadas no recibieron ningún tipo de atención ni asistencia médica.

Malos tratos humillantes y degradantes
En el Informe se abordaron específicamente los malos tratos físicos y torturas, dada la gravedad, intensidad, regularidad y sistematicidad de esas violencias físicas sobre los cuerpos de los detenidos/as.

De ese modo, se conformaron dos tipificaciones diferenciadas: 1)aquellas que si bien no se desplegaban en términos de violencia física severa sí lo hacía en términos de una violencia física limitada en su intensidad complementando a una expresividad verbal que opera como un dispositivo devastador en términos de impacto psíquico-emocional y 2)otras que en tanto prácticas violentas discursivas, se constituían en sí mismas como una expresión singular de malos tratos institucionales.

La referencia a malos tratos físicos y psíquicos humillantes y degradantes expresa claramente: los cachetazos en la cara, las palmadas en la nuca, las escupidas en la cara, los empujones, los tirones de pelos, las patadas en la cola al pasar, conjuntamente con insultos agraviantes y descalificatorios, amenazas intimidatorias, órdenes de sometimiento y sujeción, cabeza agachada, la mirada al piso, caminar contra las paredes, manos atrás, correr desnudos por el pabellón.

Los relatos:

· “Estaba desnudo, esposado y además me tiraron del pelo varias veces, me puteaban, me decían “putito” y cuando los miré a la cara, uno de ellos me escupió y como me quedé callado, me dijo “putito, cagón”.

· “Tenés que aprender de golpe a poner las manos atrás y cabeza gacha, decir: si, señor y soportar que después que lo decís viene el golpe con la mano abierta en la nuca, es como si te tocaran el culo y ellos a veces te lo dicen”.

· “Me empujan con el escudo, y mientras te van puteando y amenazando, también te dan cachetazos y te insultan. Te dicen, que sos una mierda, un animalito (eso me lo dijeron el otro día), que tu mujer se está acostando con otro, y siempre te la rematan amenizándote con trasladarte o mandarte a buzones”.

· “ La agresión verbal es de todo los días, se dirigen así, no saben hablar de otra manera, las ordenes son humillantes, te gritan que te agaches, que te desnudes, que bajes la cabeza, que no las mires, te gritan y te gritan, te ofenden a veces con palabras y otras con un cachetazo al pasar, por nada, eso es para que te sientas una mierda. Y muchas veces lo logran, es difícil estar presa”.

· “A mi me hicieron mirar como estaban golpeando a un pibe y me pegaban en la nuca y pataditas en el culo y me amenazaban con que el que seguía era yo, así me tuvieron como media hora, mirando la golpiza a ese pibe y diciéndome que seguía yo. Cuando llegué a mi pabellón, vomité del miedo y la impotencia”.

Mujeres: destinatarias privilegiadas
El segundo tipo parte de una reconstrucción que realizaron Daroqui y Moto a partir de los relatos de las personas detenidas que refirieron a diferentes agresiones verbales, también, con un severo impacto psíquico-emocional.

Los malos tratos psíquicos humillantes y degradantes son aquellos producidos por un discurso fuerte e intenso de carácter amenazante, agraviante y descalificatorio.

Los relatos:

· “Duelen también los golpes psicológicos. Hay maltrato verbal, no hay lógica para prohibir ni para permitir. Te amenazan en forma permanente, es todos los días, te amenazan con sacarte el teléfono, la visita, mucha falta de respeto”.

· “En la Unidad 31 te amenazan todo el tiempo con traslados, a la unidad 3 o a la 27 y a las extranjeras las amenazan con quitarle el teléfono, eso las angustia mucho, dependen de eso para contactarse con sus familias”.

· “A nosotras las extranjeras nos tratan peor, nos insultan, nos dicen

‘africanas’ y yo soy boliviana, nos dicen ‘monos de mierda’, anda a robar a tu país”.

· “Cuando te requisan mal, te dicen que se lo van a hacer a tu familia así no viene más a visitarte, eso te desespera”.

· “A las visitas las requisan como a nosotras, las desnudan, les hacen hacer flexiones y hasta las amenazan, y si tu familia no te cuenta para no preocuparte, viene la de requisa y te lo dice, así te amarga la vida”.

Cabe destacar la cuestión de los malos tratos en relación a las mujeres destacando que la modalidad de trato humillante y degradante analizado en este apartado las registra como claras protagonistas, en tanto destinatarias privilegiadas, de esas prácticas penitenciarias. Si a ello les añadimos que la modalidad de requisa personal más vejatoria, la padecen el 69, 9% de las mujeres, podemos afirmar que las prácticas penitenciarias de carácter humillante, degradante y vejatoria, se orientan especialmente hacia las mujeres. Por lo que, si tenemos en cuenta el contenido del artículo 2 de la Convención Interamericana para Prevenir y Sancionar la Tortura, las mujeres detenidas en cárceles federales padecen malos tratos con fuerte impacto en términos de sufrimiento psíquico-emocional constituyéndose por lo tanto en ejercicios violentos de Tortura.

Puerta abierta
A modo de reflexión final, Daroqui y Moto revelan que “ante la contundencia de los datos que indican el maltrato físico y torturas ejercido por personal penitenciario contra de los presos y presas en cárceles federales, consideramos interesante realizar un ejercicio de reflexión y de interrogación”

Finalmente, los investigadores subrayan que su investigación “ha dado cuenta que el 72, 1% de las personas detenidas en cárceles atraviesan situaciones de malos tratos y torturas por parte del personal penitenciario, en este sentido nos parece fundamental recuperar la síntesis de aquello que destacamos como lo más relevante, no para “concluir” sino para contextualizar nuestra reflexión final, que no es un cierre sino una “puerta abierta” a continuar produciendo información y conocimiento como aporte al compromiso por la defensa de los derechos humanos de las personas encarceladas”.

Oscar Castelnovo y Ayelen Stroker