"Enseñar exige comprender que la educación es una forma de intervención en el mundo" - (Paulo Freire)
"Cátedra Libre Educárcel": Publicado en www.puntonoticias.com
Ultima actualización 9 de febrero de 2012.

viernes, 12 de septiembre de 2008

Publicado en www.puntonoticias.com

Sólo el 8% de los presos terminó la escuela

Se trata de los que habitan la unidad penal 15 de Batán. Un grupo de ellos asiste a la EET Nº3 que allí funciona y presentó un trabajo denominado “Educación en Contexto de Encierro”, en el marco de la 37ª edición de la Feria de Ciencia y Tecnología.

La exposición tiene lugar en la confitería del estadio José María Minella, e internos de la unidad expusieron el trabajo, coordinado por los profesores Juan José Mucci y Juan Carlos Gelado, cuya hipótesis es que a mayor educación es menor el nivel de reincidencia en el delito.

Nicolás, uno de los privados de su libertad que intervino en el proyecto, contó que consistió en una encuesta que hicieron sobre el 10% de los 1200 hombres que habitan ese complejo penitenciario.

El 85% de la población no supera los 35 años y sólo el 8% tiene el secundario completo aunque “consideran que estudiar es importante para su inserción laboral y los aleja de la reincidencia”, indica el estudio.

También pone de manifiesto que el 80% de los reincidentes no alcanzaron a terminar la escuela secundaria y muchos de ellos tampoco la primaria.

Al ser consultados acerca de las razones por las cuales dejaron de ir al colegio, el 40% dijo que por necesidad de ingresos; el 14% porque consideró que había demasiada exigencia; el 28% por conflictos personales y el 5% por falta de adaptación.

Al referirse al desarrollo de este trabajo, Nicolás manifestó que “es muy bueno porque nos comunicamos con personas que están libres y nos ayudan mucho, nos enseñan, nos apoyan y nos alentaron para que lo hagamos”.

Luego, relató que hace casi tres años que está en la unidad y antes trabajaba pero no tenía motivación porque “sólo cobraba el peculio (siete pesos mensuales) pero estudiar es otra cosa porque además tiene una salida laboral”.

“Mi idea es terminar el secundario y llegar a lograr algo: tener un trabajo y un sueldo digno”, señaló y añadió: “Quiero recibirme de técnico Electromecánico y, de ahí en más, seguir una carrera”.

Buscan que a los estudiantes les reduzcan la pena

Juan José Mucci, titular de la cátedra Historia, y Juan Carlos Gelado, son los docentes que coordinaron este trabajo y se refirieron a las condiciones que los internos creen que deberían existir para poder estudiar.

“Ellos proponen la creación de un pabellón de estudiantes, el pago de un subsidio y la reducción de la pena por año cumplido”, explicó Gelado.

“Además piensan que incentivando el estudio habría una menor reincidencia. El subsidio es para reemplazar el dinero que podrían ganar en una PYME de las que funcionan en el penal”, dijo Mucci.

Con respecto a la creación de un pabellón de estudiantes, sostuvo que “en muchos pabellones la conducta de algunos internos no permite que los demás estudien dentro de su celda”.

Y, en relación al otro pedido, expresó que procuran que “como es el caso de Uruguay, Venezuela y algunas zonas de los Estados Unidos donde por cada año aprobado de nivel educativo hay una reducción proporcional de la pena. Si es un año de primaria, seis meses menos de condena; si es de secundaria, un año; y si es uno de universidad, dos años”, ejemplificó.

“Habría que tener un plan de objetivos mínimos como asistencia, puntualidad, rendimiento, cumplimiento en general y buena conducta” que se monitoreen por cuatrimestre y a “aquel que cumple en esos cuatro meses le damos el subsidio”, consideró Mucci.

De cualquier forma, el docente aclaró que el proyecto aún está naciendo y que lo van a seguir impulsando.

“Creemos que no todos los delitos son la misma cosa. Somos concientes de que los culpables son culpables y los inocentes son inocentes. Por también hay gente que ha caído en el delito no por vocación sino por necesidad. Entonces hay que tratar de acompañar aunque hay ilícitos que tienen un índice de reincidencia casi absoluta como los sexuales. Acá estamos hablando de delitos contra la propiedad, de robos concretamente y la mayoría de los que están en este trabajo lo han hecho por necesidad”, relató el docente.

En ese contexto, puntualizó algunas circunstancias socio económicas que explican la generación del delito. “La mayoría de los internos tiene entre 18 y 35 años porque hace 16 o 17 años, cuando comenzó la década menemista, empezó a quedarse sin posibilidad de terminar sus estudios o integrarse al mercado laboral gracias al neoliberalismo aplicado a partir de Cavallo (ministro de Economía de esa década) y compañía”.

“Aquellos que hoy tienen 18 años nacieron en hogares de desocupados, de despedidos de las empresas que se privatizaron y de las fábricas cerradas. La exclusión es algo indiscutible de los 90 y esta gente tiene que ingresar, de alguna manera, dinero a sus hogares”, consideró.

“Además ese proceso fue muy violento en la forma en que la gente se fue quedando sin empleo y podemos observar hoy en día que los delitos tienen mayor violencia por esa razón”, concluyó.

0 comentarios: