"Enseñar exige comprender que la educación es una forma de intervención en el mundo" - (Paulo Freire)
"Cátedra Libre Educárcel": octubre 2008
Ultima actualización 9 de febrero de 2012.

miércoles, 22 de octubre de 2008

Presentaron el programa de educación en contextos de encierro

Publicado en "Abierta TV"

El subsecretario de Educación de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Belinche, presentó el Programa de Educación en Contextos de Encierro, destinado a aquellos jóvenes y adultos que se encuentran privados de su libertad en Unidades Penales, Centros de Contención y Comunidades Terapéuticas del territorio provincial.

“Las Leyes de Educación Nacional y Provincial nos comprometen a brindar educación para todos los habitantes de la Provincia, y las cárceles, más allá de la diversidad, están pobladas por jóvenes y pobres”, señaló Belinche y agregó que están en situación de encierro “por distintos motivos de la vida, que también se explican desde la injusticia del sistema y no solamente de situaciones individuales, personales, patologías o vidas duras”.

Durante el lanzamiento del programa que se realizó en el Salón Roberto Albergucci de la sede central de la cartera educativa, el Subsecretario afirmó que “no somos nostálgicos de un sistema educativo de excelencia que educaba sólo al 30 por ciento de la población”, al tiempo que aseguró que “para llegar a un nivel de inclusión y de aprendizaje acorde a un país independiente, no podemos tener educación solamente para los que están en libertad plena”.

En ese orden, Belinche dijo: “Cuando uno está de alguna manera encerrado, la educación, poder leer y aprender con otros, comprender el mundo contemporáneo y las condiciones que tal vez lo hayan llevado a vivir situaciones no deseadas, es una forma de libertad”.

A su turno, el coordinador del Programa de Educación en Contextos de Encierro, Francisco Manes, detalló que en la Provincia de Buenos Aires hay 23.606 personas privadas de su libertad, de las cuales 928 son mujeres y 150 niños con sus madres en situación de encierro.

jueves, 16 de octubre de 2008

El 54 por ciento de los presos estudia en las cárceles

Publicado en el Diario El Litoral de Corrientes.
Fecha Publicación: Martes, 14 de Octubre de 2008

“El 54 por ciento de la población carcelaria de Corrientes estudia”. El dato fue dado a conocer ayer durante la primera jornada del XX Congreso Internacional y Encuentro Nacional de Supervisores Docentes (Cienasud) realizado en esta capital.
El congreso que se prolongará a lo largo de cinco días, tiene por objetivo central elevar el nivel del trabajo de los supervisores a través del análisis e intercambio de experiencias. En este marco, los participantes expusieron los problemas y las bondades de cada una de las zonas del país.
“La educación en contexto de encierro es uno de los programas que nos llena de orgullo”, aseguró la supervisora Ana María Pencieri en tanto confirmó que el 54 por ciento de los presos estudia en las cárceles. Sucede que desde hace algunos años, la cartera educativa provincial destinó a un importante número de docentes y supervisores a dictar clases a quienes viven recluidos.
Pencieri resaltó la labor de estos maestros y profesores que asisten diaria o semanalmente a las cárceles y hogares para capacitar a quienes no tienen la posibilidad de asistir a una escuela común. “El programa de Educación en Contexto de encierro incluye primaria y secundaria”, comentó Pencieri en tanto destacó el interés de los reclusos por aprender.
Según pudo saberse, a través de la educación los docentes y supervisores intentan mejorar las condiciones sociales de quienes están encerrados y tratar así de darles herramientas para poder desarrollarse luego en un contexto de libertad.

lunes, 13 de octubre de 2008

"La escuela media sigue hoy los parámetros de 1880"


Publicado en "La Capital", el diario de Mar del Plata

Para la doctora en Educación, Silvina Gvritz, no hay
dudas de que "en la escuela media hay que barajar y dar de nuevo". Por
eso propone una serie de alternativas y brinda una mirada sobre el
sector.

por Albertina Marquestau
------------------------
albertinam@lacapitalmdq.com.ar

Convencida
de que la escuela media en la Argentina necesita un cambio para
adaptarse a las necesidades de los adolescentes y preparar a los
docentes para hacer frente a las nuevas realidades, la doctora en
Educación Silvina Gvritz, aseguró que "la escuela media sigue hoy los
parámetros de 1880" por eso "hay que barajar y dar de nuevo".
"Una
escuela media que pretenda dejar fuera los problemas sociales de los
estudiantes, o que no dialogue con la cultura contemporánea, con las
formas de pensar de los jóvenes y las identidades juveniles, será sin
duda una escuela expulsiva", consideró Gvritz en diálogo con LA CAPITAL.
Antes
de brindar una charla frente a un nutrido auditorio en el ciclo "Nuevas
infancias, nuevas adolescencias" organizado por el Instituto IDRA y la
Fundación OSDE, la especialista se refirió a los desafíos que debe
superar este nivel educativo que alberga a adolescentes demandantes que
requieren una enseñanza atractiva.
- ¿A qué se refiere cuando habla de los desafíos que debe superar el nivel medio?
-
Hay dos cuestiones muy importantes de considerar cuando se trabaja en
el nivel medio. Primero, hoy estamos en una sociedad del conocimiento y
esto significa que el valor agregado que una sociedad puede hacer tiene
que ver con la formación de recursos humanos y con el tipo de enseñanza
que ofrezca a sus recursos. También significa en este contexto, que
transmitir información, como se hacía antes, deja de ser relevante y lo
que pasa a ser relevante en la sociedad del conocimiento es la
capacidad del chico de pensar autonomamente.
¿Por qué? porque la
información sobre abunda en esta sociedad, y justamente el problema no
es adquirir información sino distinguir la verdadera de la falsa,
intentar ver qué datos te sirven para resolver un problema. En fin,
cuestiones que tienen que ver con conocimientos socialmente
significativos.
El segundo punto tiene que ver con los cambios en la
adolescencia. Cuando la escuela media se crea en 1880, Mitre le dio un
desarrollo muy importante, es para adultos que van a prepararse a
entrar a la universidad. Entonces vos tenías sólo un 3% de la población
que iba a la escuela media. Y además, la escuela media no pretendía una
formación integral, sino sólo académica que era preparatoria para la
universidad. Con el tiempo, la educación media se masifica y de hecho
hoy, con la nueva ley de educación nacional, la educación media tiene
que ser para todos.
Esto en térmimo sociológico significa que hay
que repensar la escuela porque no sólo ahora tiene que preparar para la
universidad -cosa que hace bastante mal-, sino que tiene que formar
para el trabajo, para quien quiera seguir un estudio terciario,
entonces lo que pasa es que la escuela media sigue hoy los parámetros
de 1880.
Si vos me preguntás, qué nivel del sistema hay que reformar fuertemente, te contesto: la enseñanza media.

Muy porosa

- Como están dadas las cosas hoy, ¿la escuela media no está preparada para afrontar lo que pasa?
-
De ninguna manera. La escuela antes por ejemplo, dejaba afuera el
contexto social. Hoy el contexto social entra por todos lados, es muy
porosa y está bien que lo reciba, pero los maestros están formados para
dejar afuera el contexto social entonces no saben qué hacer. Los
adolescentes hoy se dividen en tribus, como los flogers, emos, etc. ¿Y
qué hace la escuela con todo eso? ¿Cómo trabaja la diversidad? Y a su
vez, como ahora la escuela es para todos y tiene una necesidad de
formación integral, tiene que trabajar temas como la convivencia, la
formación de valores que, en la escuela media, dejan mucho que desear.
- Está alejada de la realidad...
-
Está muy alejada de la realidad y de las necesidades del siglo XXI,
entonces es muy importante empezar a revisar la estructura. Esto porque
la estructura de hoy era muy relevante en 1880, pero no sirve para lo
que necesitamos formar. Por ejemplo, la enseñanza es muy enciclopédica,
en general los programas son larguísimos, el profesor tiene que correr
de una escuela a la otra, entonces lo que le pasa es que cuando llega a
una escuela por ejemplo, se encuentra con un conflicto de
discriminación y se ve entre la espada y la pared porque no sabe si
parar la clase para trabajar el problema o seguir con el programa
porque sino lo termina el director se va a enojar con él. Entonces es
muy difícil trabajar así y la pregunta es, qué hay que reformar de la
escuela Media, qué podemos y deberíamos cambiar y qué es hoy una buena
escuela media.

Otras realidades

- Seguramente conocerá otros sistemas educativos exitosos a los que la escuela media le va bien... ¿cuál es la fórmula?
-
Hay algo curioso que es que en todo el mundo la escuela media es un
problema, no es sólo argentino. Lo que pasa es que aquí el tema se
agudiza por diversas cuestiones, entre otras porque hay falta de
recursos básicos para trabajar en la enseñanza media.
Si vos vas a
Estados Unidos o a Chile, todo el mundo está diciendo que la escuela
media necesita cambios. Hay algunos países donde la escuela media
funciona mejor y las características que tiene es que son menos
enciclopedistas, los profesores tienen más tiempo para estar dentro de
una institución, conocer a sus alumnos. Los programas entonces trabajan
más por competencias: por qué y cómo quiero que el chico aprenda a
pensar, por la cantidad de información y contenidos, o por relaciones
de mando-obediencia, tienen materias optativas, etc. También tienen
equipos psicológicos y pedagógicos que acompañan a los chicos, cosa que
acá no hay. Quién sigue acá al chico integralmente. El profesor de
matemática sabe que le va mal en su materia pero no qué pasa en otra,
pero probablemente ese chico tiene un problema que excede a las
materias. Entonces, ¿quién se ocupa de esos problemas de los
adolescentes?
Creo que es necesario incluir la figura del profesor
tutor y eventualmente hay que ver si sirve tener 14 materias, o si se
aprende más y mejor semestralizando, armando bloques más cortos y
haciendo más atractivo a este chico.
- Es que esos jóvenes hoy tienen muchas influencias exteriores que son más motivadoras que lo que se le ofrece en el aula....
-
Sí. Hay un tema muy interesante en eso porque aprender es lindo e
interesante en sí mismo si uno lo puede volver atractivo. No sólo que
uno aprende si es una herramienta para conocer mejor un trabajo, pero
aprender te da una mejor calidad de vida, te permite tener un mejor
vocabulario para trabajar con el otro y entonces resolvés mejor los
conflictos por medio del diálogo y no por la violencia física. Aprender
te permite utilizar mejor tu tiempo libre, de modo tal que no tengas
que estar todo el tiempo mirando la tele y puedas leer una buena
novela, cuento o puedas ir al teatro. En fin, hay un montón de
potencial del uso del tiempo libre que cuando la enseñanza media no
fomenta este tipo de actividades, finalmente los chicos terminan en lo
más básico que es prender la tele.
Aparte las actividades que se
pueden enseñar no son caras porque si los chicos practican deportes,
seguramente el fin de semana seguirán haciéndolo, o podrán seguir
leyendo en bibliotecas populares, etc.
Me parece que por acá hay que empezar a repensar este sistema del nivel medio.

El papel del docente y la necesidad del diálogo

El
rol del docente también tiene que ser revisado en el nivel medio,
"primero con la capacitación, luego con la comprensión y con el
diálogo", entendió Silvina Gvritz.
La doctora también explicó la relación contracultural que se da con la profesión docente de acuerdo a las clases sociales.
- ¿El docente está capacitado para hacer frente a los requerimientos de los chicos del nivel medio?
-
Hay más de un 30% de docentes del nivel medio que no tienen formación
docente. Son profesionales que se dedican a la docencia. Eso ya es un
problema, porque entender y poder trabajar con adolescentes requiere de
entender qué es un adolescente, cuáles son sus problemas.
Todavía
hay un grupo no menor de gente que cree que al adolescente hay que
ponerle límites, castigarlo, tenerlo a raya. Y creen que exigencia es
casi igual a cualquier cosa. Que escribir mil veces una palabra que la
escribió mal es exigencia, pero eso no enseña a pensar y no te resuelve
la formación de ciudadanos autónomos y tampoco te resuelve el
garantizar que todos los chicos aprendan. Lo que sucede en estos casos
es que se va al límite y a la exigencia sin sentido no a la
inteligente. Y esto hace que los chicos fracasen, fracasen y fracasen.
¿Por qué?, porque nadie se preocupa por comprender y hacer un
diagnóstico certero del chico. Lo que se saltea en esa mirada del
adolescente es entender lo que le está pasando. Muchas veces, en
muchísimas oportunidades, los chicos no estudian no porque sean vagos
sino porque no entienden una materia. Sin embargo el adulto se pone en
el lugar de decir: yo te encierro, no te dejo ir a bailar y vos estás 8
horas estudiando. Pero si el chico no comprende, por más que vos lo
encierres, no va a entender, porque no comprendió.
Entonces es
necesario formar a los profesores en entender qué es lo que pasa, pero
también generar un mayor diálogo entre los profesores, la familia y el
chico. Hay que tratar de escuchar, de hacer un buen diagnóstico de lo
que está pasando con ese adolescente.
Efectivamente si uno nota
que es vago, se toma la decisión de limitarlo y está bien. Pero primero
hay que ver si entiende, es vago o le da lo mismo porque lo que está
aprendiendo no tiene ningún sentido. Acá hay cosas muy importantes, el
sentido de lo que los chicos aprenden. Y los chicos muchas veces con
razón dicen: no sé para qué estudio esto.

Lo atractivo del aprendizaje

- Hoy a muchos chicos no les interesa llevarse la materia a diciembre o marzo, ¿será porque no la entienden o son vagos?
-
En muchos casos sí, porque no entienden. En otros casos es porque están
en otra, realmente el adolescente tiene esta dificultad para
concentrarse y no es ayudado ni por la familia ni por la escuela a
mostrarle lo atractivo del aprendizaje.
Cuando la enseñanza se hace
inteligentemente, todos recordamos al buen profesor y tenemos al que
nos marcó. Lo importante es que todos sean buenos profesores y que
sepan llevar al adolescente al camino del conocimiento. Y muchas veces
hay gente que tuvo un muy buen profesor por eso elige una carrera
similar. Lo que no está bien es partir de la imagen de que el
adolescente no quiere estudiar. La imagen tiene que ser de mucho
diálogo: profesor con adolescente, padres, y con límites.
Yo creo
que tendríamos ir encontrando una tercera posición en los diálogos. No
es ni la sanción ni el límite absoluto, ni el laisse fair. Es una
posición que escuche pero que a su vez mantenga los límites.
- De alguna manera estas situaciones que se viven a diario, ¿desalientan a los que están por comenzar la carrera docente?
-
Sí, porque cuando un estudiante quiere elegir busca no dinero, porque
claramente la docencia no lo da; sino prestigio, reconocimiento. Pero
estas situaciones desalientan porque la imagen del docente está un poco
venida abajo, sobre todo en las clases medias y altas. Yo creo que
incluso no sólo por esto que la imagen del docente está cambiando.
Claramente hay una cuestión salarial que la gente mira al iniciar una
carrera, pero también hay otro tipo de cuestiones que tienen que ver
con la falta de prestigio y con los valores que la sociedad está
construyendo. Yo creo que en este sentido la escuela es cada vez más
una institución contracultural.
- ¿Cómo es eso?
- Los chicos de
clase media y alta ven mal al docente. Lo ven como una persona que no
es exitosa, como un perdedor porque no tiene dinero, trabaja mucho, se
esfuerza. Entonces ese chico tiene una relación complicada con el
conocimiento, no sólo con el docente. Incentivado muchas veces por los
padres.
Sin embargo, hay una gran mayoría de chicos de clase baja,
media-baja, que ven en el docente una oportunidad para el ascenso
social. Y esos chicos, y esos padres, y esa parte de la sociedad,
entonces valora especialmente a la escuela. Y esto se ve mucho en el
interior del país, en donde todavía el docente ocupa un lugar
destacado.
Entonces en realidad hay como dos argentinas y varios
tipos de adolescencia. Sin embargo hay un solo objetivo, que es ver que
los chicos aprendan.
Aprendemos tan memorísticamente que hoy los
chicos no saben la diferencia entre el 25 de Mayo y el 9 de Julio. Es
más, dicen...tenemos dos independencias, lo cual es terrible.
Por
eso me parece que con la secundaria hay que hacer una reforma
estructural. Creo que no sería para nada deseable iniciar un proceso de
reforma que no contemple la voz de los docentes que son quienes van a
tener las mejores propuestas para hacer, pero sí creo que en algún
sentido hay que barajar y dar de nuevo.

Quién es

Silvina
Gvirtz es doctora en Educación. Actualmente se desempeña como directora
de la Maestría en Educación de la Universidad de San Andrés, es
investigadora del CONICET, consultora externa del IIPE-Unesco Buenos
Aires y directora general del Proyecto Escuelas del Bicentenario.
Publicó catorce libros, el último de ellos es Going to School in Latin
America, en los EE.UU. En el año 2003 fue designada fellow de la
Fundación Guggenheim. En 2004 ganó el Premio Vigésimo Aniversario
Academia Nacional de Educación por el trabajo "De la tragedia a la
esperanza. Hacia un sistema educativo justo, democrático y de calidad".
En el 2006 obtuvo el Premio a la Excelencia Educativa de la Asociación
de Entidades Educativas Privadas Argentinas Adeepra. Es directora del
Anuario de la Sociedad Argentina de Historia de la Educación.


sábado, 11 de octubre de 2008

Detenidos debatieron sobre el rol de los medios de comunicación

Publicado en la web del Servicio Penitenciario Bonaerense

Internos de la alcaidía termal y de la colonia penal 11 tendrán acceso a estudios secundarios

Publicado en Diario Norte - Chaco
Jueves, 09 de Octubre de 2008 - Publicado en la Edición Impresa
SÁENZ PEÑA (Agencia) —El Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la provincia habilitó el Anexo de Bachillerato Libre para Adultos del CENS 2, mediante el cual se ofrecerá el servicio educativo de nivel medio a los internos alojados en la Alcaidía Policial y en la Colonia Penal U11 del Servicio Penitenciario Federal.
El anuncio se formuló en el Hotel Gualok con la presencia del director de la Regional Educativa V, Jorge Dilchoff, y la supervisora del área Adultos, Encarnación Zafra, la directora del CENS 2, Erica Peters, el director de la Colonia Penal U11, prefecto Antonio Villarroel, y en representación de la Alcaidía Policial, la oficial Delicia Gentile, entre otros funcionarios.
El anexo se puso en funcionamiento mediante la Resolución 3.830/08 del Ministerio de Educación, que expresa entre los fundamentos la responsabilidad que le cabe al Estado provincial de asegurar la calidad de la educación y garantizar el servicio educativo de nivel medio a los internos de la Alcaidía Policial y la Colonia Penal U11; y ofrecer igualdad de oportunidades a quienes desean contar con sus estudios secundarios.
La directora del CENS 2, Erica Peters, remarcó que esta medida adoptada por el Estado chaqueño produce “una apertura de la oferta del servicio educativo del nivel secundario para personas privadas de su libertad, que tendrán garantizado el derecho a la educación”, para sostener que “existe un marco de leyes que la contemplan y una nueva estructura que debe incluirla”.
Asimismo valoró haber elegido al establecimiento que dirige, con 34 años de trayectoria en Sáenz Peña. “Esta experiencia fue valorada por el Ministerio para elegirnos y extender el servicio a los internos”, dijo.
Por su parte Jorge Dilchoff, director de la Regional Educativa V, aseguró que esta metodología “es otro desafío de trabajo mancomunado, por la historia que tenemos en cuanto a ponerlo en práctica y la posibilidad de mejorar el servicio educativo en los contextos de encierro”. Al tiempo que admitió que “los antecedentes (en materia de educación para los internos) dicen que no dio buenos resultados”, consideró que “la experiencia que tiene el CENS 2 nos lleva a pensar que en esta oportunidad tendremos los frutos que anhelamos. Era un pedido de los internos y asumimos el compromiso”, señaló.

Delinearán acciones y políticas para facilitar reinserción social de detenidos

Buscan integrar Cuerpo Asesor y el Cuerpo Consultor del Patronato de Liberados (Publicado en "deriojanos.com.ar")
      




El gobierno provincial comenzó a armar el Cuerpo Asesor y el Cuerpo Consultor del Patronato de Liberados. Para esto trabaja en la reglamentación de una antigua ley que tiene la provincia y que nunca antes fue puesta en vigencia. La secretaria de Gobierno, Graciela Nader explicó que el patronato tiene como objetivo preparar a aquellos que no gozan de libertad por la comisión de algún delito, desde su etapa anterior a la obtención de la libertad definitiva o condicional, hasta luego de lograr la misma, para que puedan reinsertarse laboralmente, socialmente y en su familia también.
 
Nader señaló que en el Cuerpo Asesor participarán todas las asociaciones intermedias que así lo deseen y todos los cultos. Además, por Ley se estipula que el Patronato contará con un director y un equipo o gabinete profesional que hará el seguimiento de aquel preso que goce de semilibertad o libertad condicional e incluso de libertad definitiva. También se pretende ayudar a la familia del interno para que pueda insertarse laboralmente, socialmente y en su familia.

La secretaria detalló que la libertad condicional se otorga habitualmente al cumplirse el 70 % de la condena y por buena conducta se pueden otorgar permisos especiales. Además cuando se hacen conmutaciones de penas se merma la condena. En este momento, en el penal local hay aproximadamente 15 personas en esas condiciones

Para este objetivo del Patronato, se instalará un taller de serigrafía y se agrandará el taller de carpintería, además del taller de arte que está funcionando en la parte de educación.

Desarrollo

La secretaria de Gobierno indicó que el Superior Tribunal de Justicia estuvo en todo el armado del Patronato y comentó que hay un organismo ejecutor, donde se encuentra el director, luego está el órgano Consultor, integrado por las Funciones Ejecutivas y Judiciales, por el defensor general, la Fiscalía de Gobierno y por la iglesia católica, por ser la religión adoptada por nuestra Constitución.

"Este organismo Consultor tiene poder de decisión sobre las políticas que realizará el Patronato", resaltó.

Mientras que el organismo asesor está abierto para que se integren todas las organizaciones intermedias, inclusive personas físicas que quieran ayudar en esta misión tan dura, como es la de rehabilitar a los internos y ver las posibilidades de trabajo cuando salen de la cárcel, agregó.

Biblioteca

Por otra parte, el 14 de octubre se firmará un convenio con el Ministerio de Educación con el fin de instalar una biblioteca en el Servicio Penitenciario, acción que se logrará a través de un programa del Gobierno Nacional.

El gobierno aporta la parte edilicia y a través del Ministerio de Educación se conseguirá todo el equipamiento y los libros. "Esto es muy importante para los internos, para que puedan tener un lugar de lectura y recreación", expresó.

miércoles, 8 de octubre de 2008

Educación a distancia: la universidad en la cárcel

Publicado en : http://www.universia.com.ar/materia/materia.jsp?materia=25015
La UNL implementa desde 2004 el Programa Educación Universitaria en Prisiones, que permite brindar formación superior a quienes se hallan privados de la libertad. Los contenidos del programa, el derecho a la educación y el impacto de las nuevas tecnologías en el interior de las cárceles.

La UNL implementa desde 2004 el Programa Educación Universitaria en Prisiones, que permite brindar formación superior a quienes se hallan privados de la libertad. Los contenidos del programa, el derecho a la educación y el impacto de las nuevas tecnologías en el interior de las cárceles.
br / La Argentina cuenta con experiencias relacionadas a las posibilidades de acceso a la educación universitaria por parte de personas privadas de la libertad. A mediados de la década del 80, la Universidad de Buenos Aires (UBA), comenzó con un programa, que aún continúa, donde se buscó generar un sistema de apoyo presencial a estudiantes universitarios que tienen un recorrido como alumnos libres. Un sistema similar ofrece la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).
En cuanto a la propuesta de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), su particularidad es que se trata de un sistema de educación a distancia, UNL Virtual y que, por eso, fue factible de ser trasladado al ámbito de la prisión.
Ya no se trata de una presencia fuerte de los docentes en las cárceles (hecho que en la práctica es muy difícil de mantener en el tiempo, aunque se propicia) sino que se creó un equipo de coordinación que actúe de nexo entre el sistema y los internos.
En octubre de 2004 se inició formalmente el Programa Educación Universitaria en Prisiones. El director del Programa, prof. Máximo Sozzo, de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, aseguró al respecto que "el principal eje es que las personas privadas de su libertad puedan ejercitar su derecho a la educación".
Actualmente, el programa funciona en dos cárceles de varones: en el penal de Las Flores, ubicado al norte de la ciudad de Santa Fe, que cuenta con 580 detenidos, y en la cárcel de Coronda, localidad ubicada a 50 km al sur de la capital provincial, cuya población carcelaria ronda las mil personas.
Asimismo, se intentó abrir un espacio en la Unidad de Penal de Mujeres, cárcel situada al sur de la ciudad, pero ante la escasa población y demanda, la única estudiante que cursa realiza sus estudios en Las Flores.
 
Los inicios
 
Durante el primer año, en 2005, ingresaron 34 alumnos a UNL Virtual. "El primer año tuvimos un número muy alto de inscriptos dado la demanda", comenta Sozzo.
Sin embargo, asimismo, da cuenta de las particularidades acerca de la continuidad o no de los estudios, "muchas personas al ser dejadas en libertad no siguen estudiando por un montón de otras necesidades que se enfrentan en el ?mundo libre? tenemos algunos casos de personas que siguieron estudiando después de quedar en libertad, y en algunos de esos casos hemos tratado de dar apoyo desde la Universidad. A tres años, hay un cierto descenso del volumen de gente que se inscribe. Esto también está vinculado a la cantidad de gente que no pueden llegar a ingresar por el artículo 7 de la Ley de Educación Superior (que permite el ingreso a la Universidad a personas que no hayan finalizado sus estudios secundarios)".
 
La Universidad
 
Ir a la universidad dentro de estas cárceles significa acceder al espacio físico equipado con las computadoras, y los requerimientos necesarios tecnológicos (televisor, video, mesa de trabajo, sillas).
Sozzo aseguró que "la instalación de la iniciativa significa una nueva dinámica en las cárceles. En Las Flores el trabajo se vio favorecido por el funcionamiento previo de la biblioteca, por lo que era una cuestión que estaba aceitada, y se pudo cumplir bastante bien con los plazos. En Coronda era algo nuevo, y se complicó más la situación con lo que pasó el 11 de abril de 2005 (un motín que dejó el saldo de 14 internos muertos)".
"En 2005, se designó un funcionario penitenciario encargado del aula. Ahí sí logramos que los estudiantes salgan cuando tenían que salir. A fines de 2005 y el 2006 se normalizó, y hoy funciona bien".
 
Las nuevas tecnologías
 
Sobre el encuentro entre las personas privadas de la libertad y las nuevas tecnologías, Sozzo asegura que es un tema "muy complejo, porque dentro de la población carcelaria el nivel educativo es muy bajo, eso hace que muy pocos puedan acceder a la universidad o las que ingresan a través del artículo 7 son personas con una trayectoria educativa bastante débil".
El encuentro con las nuevas tecnologías es algo que no les ha sucedido a lo largo de su vida, o les ha sucedido en forma muy fragmentaria. Es muy complejo, por eso el trabajo de los coordinadores en ese sentido es muy importante. Durante el primer año es muy importante que haya un referente con quien trabajar esas herramientas que implica el sistema de educación".
 
Primeros egresados
 
Para este año, el tercero de implementación, se espera que comiencen a egresar los primeros estudiantes que están en la última etapa de sus carreras. Sozzo asegura que este hecho incentivará a muchos internos y ayudará a quitar el freno de iniciar una carrera ya que quedará demostrado que "es posible".
Finalmente, Sozzo remarcó que "tomamos todo lo bueno del sistema de educación a distancia, pero tratamos de complementarlo con actividades cara a cara. Promovemos que los estudiantes puedan salir lo más que se pueda para participar en instancias presenciales. Esto implica desde rendir los exámenes, hasta participar de unas jornadas o congresos que accedan a cuestiones que también hacen a la vida del estudiante universitario", concluyó.
 
Fuente: Área de Comunicación CEMED

jueves, 2 de octubre de 2008

Cárcel de Mujeres. En tela de juicio.

Por Manuel Fuentes Muñiz*
Publicado por ROTATIVO de Querétaro martes 30 de septiembre de 2008 - México DF, 30 sep 08 (CIMAC).-

Las prisiones de mujeres son lugares abandonados por las autoridades mexicanas. No existe una política a nivel nacional que contemple la problemática femenina en las cárceles. En lugar de ser éstas centros de reinserción a la sociedad, son lugares de vicio y deformación social.


Los gobiernos federal y estatales, incluido el Distrito Federal, están obligados, de acuerdo al Artículo 18 constitucional, a establecer sistemas penitenciarios que funcionen sobre la base del trabajo, la capacitación, la educación, la salud y el deporte, pero estás pretensiones ahora no son prioritarias de alcanzar.
De acuerdo a los datos más recientes de la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSPF), para el mes de abril de 2008 se encontraban recluidas en el país 217 mil 457 personas y de ellas eran 11 mil 123 mujeres, es decir un 5.11 por ciento de la población penitenciaria.
A pesar de que porcentualmente, en relación con los hombres, son en menor número las mujeres en reclusión, los gobiernos no cumplen con sus obligaciones constitucionales de separar a las procesadas de las sentenciadas. El pretexto es la falta de recursos económicos, pero este argumento es inadmisible.
Los congresos estatales y el Federal deben priorizar en la aprobación de los presupuestos el cumplimiento de la Constitución pero no lo hacen.
Hay hechos muy graves de incumplimiento de los derechos humanos, sobre todo en los estados más pobres del país. La doctora Genny Baeza López, especialista en derecho penitenciario relata:
"En investigaciones que he realizado en los estados de Chiapas y Oaxaca me he encontrado en una misma cárcel, sin separación alguna, a hombres, mujeres y hasta menores de edad."
"Estás prácticas, dice la especialista, son contrarias al texto del Artículo 18 constitucional que establece que las mujeres compurgarán sus penas en lugares separados de los destinados a los hombres. Pero resulta todavía más inadmisible que los menores de edad infractores compartan el mismo lugar de prisión que los adultos".
"El trabajo que realizan las mujeres en mucho lugares, dice la doctora Baeza, es elaborar artesanía barata, que no les da alternativas de manutención y sus opciones son denigrantes o a veces ninguna".
En su libro La Mujer en Prisión, la doctora Laura Contreras Navarrete señala que la institución penitenciaria no considera prioritaria la educación de las mujeres y que la capacitación sigue la misma suerte.
Esta investigadora señala que: "...se conserva la idea de que la mujer debe prepararse para ser una excelente ama de casa y, por tanto, debe aprender a cocinar, coser, limpiar y mantener su hogar en condiciones confortables; en conclusión, se le capacita para ser un sujeto dependiente..".
Al no existir una política nacional en materia penitenciara femenil, cada estado de la República, el Gobierno federal, según el periodo que corresponda, cada funcionario, implementa los programas a su manera, sin ninguna coordinación.
El personal que labora en los centros penitenciarios recibe bajos salarios y su grado de instrucción, generalmente, es deficiente, lo que impide la implementación eficaz de cualquier programa.
Existen 444 centros penitenciarios en todo el país, según datos de la SSPF y en los que se incluyen 9 centros de reclusión femeninos que buscan ejecutar, aunque de manera deficiente y aislada, políticas de género. Sin embargo en la mayor parte de la República solo existen "anexos", donde las mujeres viven marginadas de cualquier atención gubernamental.
Existen normas en algunos estados en que se obliga a que las mujeres reciban atención especializada durante el embarazo y servicios ginecológicos, obstétricos y pediátricos de emergencia, pero hay lugares donde el servicio médico, si lo hay, es muy deficiente y limitado.
No existe una práctica general en las cárceles de atención de prevención de cánceres de mama y cérvico-uterino. Se les considera a las reclusas personas sin derechos que no merecen atención.
Hace falta no solo legislar para unificar políticas de atención a las mujeres en las cárceles sino definir de manera clara una política de género que restituya su dignidad humana. Esa es una tarea urgente de atender.
manfuentesm@yahoo.com.mx
*Abogado, especialista en temas de justicia, profesor en la Universidad Autónoma Metropolitana.