"Enseñar exige comprender que la educación es una forma de intervención en el mundo" - (Paulo Freire)
"Cátedra Libre Educárcel": "La escuela media sigue hoy los parámetros de 1880"
Ultima actualización 9 de febrero de 2012.

lunes, 13 de octubre de 2008

"La escuela media sigue hoy los parámetros de 1880"


Publicado en "La Capital", el diario de Mar del Plata

Para la doctora en Educación, Silvina Gvritz, no hay
dudas de que "en la escuela media hay que barajar y dar de nuevo". Por
eso propone una serie de alternativas y brinda una mirada sobre el
sector.

por Albertina Marquestau
------------------------
albertinam@lacapitalmdq.com.ar

Convencida
de que la escuela media en la Argentina necesita un cambio para
adaptarse a las necesidades de los adolescentes y preparar a los
docentes para hacer frente a las nuevas realidades, la doctora en
Educación Silvina Gvritz, aseguró que "la escuela media sigue hoy los
parámetros de 1880" por eso "hay que barajar y dar de nuevo".
"Una
escuela media que pretenda dejar fuera los problemas sociales de los
estudiantes, o que no dialogue con la cultura contemporánea, con las
formas de pensar de los jóvenes y las identidades juveniles, será sin
duda una escuela expulsiva", consideró Gvritz en diálogo con LA CAPITAL.
Antes
de brindar una charla frente a un nutrido auditorio en el ciclo "Nuevas
infancias, nuevas adolescencias" organizado por el Instituto IDRA y la
Fundación OSDE, la especialista se refirió a los desafíos que debe
superar este nivel educativo que alberga a adolescentes demandantes que
requieren una enseñanza atractiva.
- ¿A qué se refiere cuando habla de los desafíos que debe superar el nivel medio?
-
Hay dos cuestiones muy importantes de considerar cuando se trabaja en
el nivel medio. Primero, hoy estamos en una sociedad del conocimiento y
esto significa que el valor agregado que una sociedad puede hacer tiene
que ver con la formación de recursos humanos y con el tipo de enseñanza
que ofrezca a sus recursos. También significa en este contexto, que
transmitir información, como se hacía antes, deja de ser relevante y lo
que pasa a ser relevante en la sociedad del conocimiento es la
capacidad del chico de pensar autonomamente.
¿Por qué? porque la
información sobre abunda en esta sociedad, y justamente el problema no
es adquirir información sino distinguir la verdadera de la falsa,
intentar ver qué datos te sirven para resolver un problema. En fin,
cuestiones que tienen que ver con conocimientos socialmente
significativos.
El segundo punto tiene que ver con los cambios en la
adolescencia. Cuando la escuela media se crea en 1880, Mitre le dio un
desarrollo muy importante, es para adultos que van a prepararse a
entrar a la universidad. Entonces vos tenías sólo un 3% de la población
que iba a la escuela media. Y además, la escuela media no pretendía una
formación integral, sino sólo académica que era preparatoria para la
universidad. Con el tiempo, la educación media se masifica y de hecho
hoy, con la nueva ley de educación nacional, la educación media tiene
que ser para todos.
Esto en térmimo sociológico significa que hay
que repensar la escuela porque no sólo ahora tiene que preparar para la
universidad -cosa que hace bastante mal-, sino que tiene que formar
para el trabajo, para quien quiera seguir un estudio terciario,
entonces lo que pasa es que la escuela media sigue hoy los parámetros
de 1880.
Si vos me preguntás, qué nivel del sistema hay que reformar fuertemente, te contesto: la enseñanza media.

Muy porosa

- Como están dadas las cosas hoy, ¿la escuela media no está preparada para afrontar lo que pasa?
-
De ninguna manera. La escuela antes por ejemplo, dejaba afuera el
contexto social. Hoy el contexto social entra por todos lados, es muy
porosa y está bien que lo reciba, pero los maestros están formados para
dejar afuera el contexto social entonces no saben qué hacer. Los
adolescentes hoy se dividen en tribus, como los flogers, emos, etc. ¿Y
qué hace la escuela con todo eso? ¿Cómo trabaja la diversidad? Y a su
vez, como ahora la escuela es para todos y tiene una necesidad de
formación integral, tiene que trabajar temas como la convivencia, la
formación de valores que, en la escuela media, dejan mucho que desear.
- Está alejada de la realidad...
-
Está muy alejada de la realidad y de las necesidades del siglo XXI,
entonces es muy importante empezar a revisar la estructura. Esto porque
la estructura de hoy era muy relevante en 1880, pero no sirve para lo
que necesitamos formar. Por ejemplo, la enseñanza es muy enciclopédica,
en general los programas son larguísimos, el profesor tiene que correr
de una escuela a la otra, entonces lo que le pasa es que cuando llega a
una escuela por ejemplo, se encuentra con un conflicto de
discriminación y se ve entre la espada y la pared porque no sabe si
parar la clase para trabajar el problema o seguir con el programa
porque sino lo termina el director se va a enojar con él. Entonces es
muy difícil trabajar así y la pregunta es, qué hay que reformar de la
escuela Media, qué podemos y deberíamos cambiar y qué es hoy una buena
escuela media.

Otras realidades

- Seguramente conocerá otros sistemas educativos exitosos a los que la escuela media le va bien... ¿cuál es la fórmula?
-
Hay algo curioso que es que en todo el mundo la escuela media es un
problema, no es sólo argentino. Lo que pasa es que aquí el tema se
agudiza por diversas cuestiones, entre otras porque hay falta de
recursos básicos para trabajar en la enseñanza media.
Si vos vas a
Estados Unidos o a Chile, todo el mundo está diciendo que la escuela
media necesita cambios. Hay algunos países donde la escuela media
funciona mejor y las características que tiene es que son menos
enciclopedistas, los profesores tienen más tiempo para estar dentro de
una institución, conocer a sus alumnos. Los programas entonces trabajan
más por competencias: por qué y cómo quiero que el chico aprenda a
pensar, por la cantidad de información y contenidos, o por relaciones
de mando-obediencia, tienen materias optativas, etc. También tienen
equipos psicológicos y pedagógicos que acompañan a los chicos, cosa que
acá no hay. Quién sigue acá al chico integralmente. El profesor de
matemática sabe que le va mal en su materia pero no qué pasa en otra,
pero probablemente ese chico tiene un problema que excede a las
materias. Entonces, ¿quién se ocupa de esos problemas de los
adolescentes?
Creo que es necesario incluir la figura del profesor
tutor y eventualmente hay que ver si sirve tener 14 materias, o si se
aprende más y mejor semestralizando, armando bloques más cortos y
haciendo más atractivo a este chico.
- Es que esos jóvenes hoy tienen muchas influencias exteriores que son más motivadoras que lo que se le ofrece en el aula....
-
Sí. Hay un tema muy interesante en eso porque aprender es lindo e
interesante en sí mismo si uno lo puede volver atractivo. No sólo que
uno aprende si es una herramienta para conocer mejor un trabajo, pero
aprender te da una mejor calidad de vida, te permite tener un mejor
vocabulario para trabajar con el otro y entonces resolvés mejor los
conflictos por medio del diálogo y no por la violencia física. Aprender
te permite utilizar mejor tu tiempo libre, de modo tal que no tengas
que estar todo el tiempo mirando la tele y puedas leer una buena
novela, cuento o puedas ir al teatro. En fin, hay un montón de
potencial del uso del tiempo libre que cuando la enseñanza media no
fomenta este tipo de actividades, finalmente los chicos terminan en lo
más básico que es prender la tele.
Aparte las actividades que se
pueden enseñar no son caras porque si los chicos practican deportes,
seguramente el fin de semana seguirán haciéndolo, o podrán seguir
leyendo en bibliotecas populares, etc.
Me parece que por acá hay que empezar a repensar este sistema del nivel medio.

El papel del docente y la necesidad del diálogo

El
rol del docente también tiene que ser revisado en el nivel medio,
"primero con la capacitación, luego con la comprensión y con el
diálogo", entendió Silvina Gvritz.
La doctora también explicó la relación contracultural que se da con la profesión docente de acuerdo a las clases sociales.
- ¿El docente está capacitado para hacer frente a los requerimientos de los chicos del nivel medio?
-
Hay más de un 30% de docentes del nivel medio que no tienen formación
docente. Son profesionales que se dedican a la docencia. Eso ya es un
problema, porque entender y poder trabajar con adolescentes requiere de
entender qué es un adolescente, cuáles son sus problemas.
Todavía
hay un grupo no menor de gente que cree que al adolescente hay que
ponerle límites, castigarlo, tenerlo a raya. Y creen que exigencia es
casi igual a cualquier cosa. Que escribir mil veces una palabra que la
escribió mal es exigencia, pero eso no enseña a pensar y no te resuelve
la formación de ciudadanos autónomos y tampoco te resuelve el
garantizar que todos los chicos aprendan. Lo que sucede en estos casos
es que se va al límite y a la exigencia sin sentido no a la
inteligente. Y esto hace que los chicos fracasen, fracasen y fracasen.
¿Por qué?, porque nadie se preocupa por comprender y hacer un
diagnóstico certero del chico. Lo que se saltea en esa mirada del
adolescente es entender lo que le está pasando. Muchas veces, en
muchísimas oportunidades, los chicos no estudian no porque sean vagos
sino porque no entienden una materia. Sin embargo el adulto se pone en
el lugar de decir: yo te encierro, no te dejo ir a bailar y vos estás 8
horas estudiando. Pero si el chico no comprende, por más que vos lo
encierres, no va a entender, porque no comprendió.
Entonces es
necesario formar a los profesores en entender qué es lo que pasa, pero
también generar un mayor diálogo entre los profesores, la familia y el
chico. Hay que tratar de escuchar, de hacer un buen diagnóstico de lo
que está pasando con ese adolescente.
Efectivamente si uno nota
que es vago, se toma la decisión de limitarlo y está bien. Pero primero
hay que ver si entiende, es vago o le da lo mismo porque lo que está
aprendiendo no tiene ningún sentido. Acá hay cosas muy importantes, el
sentido de lo que los chicos aprenden. Y los chicos muchas veces con
razón dicen: no sé para qué estudio esto.

Lo atractivo del aprendizaje

- Hoy a muchos chicos no les interesa llevarse la materia a diciembre o marzo, ¿será porque no la entienden o son vagos?
-
En muchos casos sí, porque no entienden. En otros casos es porque están
en otra, realmente el adolescente tiene esta dificultad para
concentrarse y no es ayudado ni por la familia ni por la escuela a
mostrarle lo atractivo del aprendizaje.
Cuando la enseñanza se hace
inteligentemente, todos recordamos al buen profesor y tenemos al que
nos marcó. Lo importante es que todos sean buenos profesores y que
sepan llevar al adolescente al camino del conocimiento. Y muchas veces
hay gente que tuvo un muy buen profesor por eso elige una carrera
similar. Lo que no está bien es partir de la imagen de que el
adolescente no quiere estudiar. La imagen tiene que ser de mucho
diálogo: profesor con adolescente, padres, y con límites.
Yo creo
que tendríamos ir encontrando una tercera posición en los diálogos. No
es ni la sanción ni el límite absoluto, ni el laisse fair. Es una
posición que escuche pero que a su vez mantenga los límites.
- De alguna manera estas situaciones que se viven a diario, ¿desalientan a los que están por comenzar la carrera docente?
-
Sí, porque cuando un estudiante quiere elegir busca no dinero, porque
claramente la docencia no lo da; sino prestigio, reconocimiento. Pero
estas situaciones desalientan porque la imagen del docente está un poco
venida abajo, sobre todo en las clases medias y altas. Yo creo que
incluso no sólo por esto que la imagen del docente está cambiando.
Claramente hay una cuestión salarial que la gente mira al iniciar una
carrera, pero también hay otro tipo de cuestiones que tienen que ver
con la falta de prestigio y con los valores que la sociedad está
construyendo. Yo creo que en este sentido la escuela es cada vez más
una institución contracultural.
- ¿Cómo es eso?
- Los chicos de
clase media y alta ven mal al docente. Lo ven como una persona que no
es exitosa, como un perdedor porque no tiene dinero, trabaja mucho, se
esfuerza. Entonces ese chico tiene una relación complicada con el
conocimiento, no sólo con el docente. Incentivado muchas veces por los
padres.
Sin embargo, hay una gran mayoría de chicos de clase baja,
media-baja, que ven en el docente una oportunidad para el ascenso
social. Y esos chicos, y esos padres, y esa parte de la sociedad,
entonces valora especialmente a la escuela. Y esto se ve mucho en el
interior del país, en donde todavía el docente ocupa un lugar
destacado.
Entonces en realidad hay como dos argentinas y varios
tipos de adolescencia. Sin embargo hay un solo objetivo, que es ver que
los chicos aprendan.
Aprendemos tan memorísticamente que hoy los
chicos no saben la diferencia entre el 25 de Mayo y el 9 de Julio. Es
más, dicen...tenemos dos independencias, lo cual es terrible.
Por
eso me parece que con la secundaria hay que hacer una reforma
estructural. Creo que no sería para nada deseable iniciar un proceso de
reforma que no contemple la voz de los docentes que son quienes van a
tener las mejores propuestas para hacer, pero sí creo que en algún
sentido hay que barajar y dar de nuevo.

Quién es

Silvina
Gvirtz es doctora en Educación. Actualmente se desempeña como directora
de la Maestría en Educación de la Universidad de San Andrés, es
investigadora del CONICET, consultora externa del IIPE-Unesco Buenos
Aires y directora general del Proyecto Escuelas del Bicentenario.
Publicó catorce libros, el último de ellos es Going to School in Latin
America, en los EE.UU. En el año 2003 fue designada fellow de la
Fundación Guggenheim. En 2004 ganó el Premio Vigésimo Aniversario
Academia Nacional de Educación por el trabajo "De la tragedia a la
esperanza. Hacia un sistema educativo justo, democrático y de calidad".
En el 2006 obtuvo el Premio a la Excelencia Educativa de la Asociación
de Entidades Educativas Privadas Argentinas Adeepra. Es directora del
Anuario de la Sociedad Argentina de Historia de la Educación.


0 comentarios: