"Enseñar exige comprender que la educación es una forma de intervención en el mundo" - (Paulo Freire)
"Cátedra Libre Educárcel": Un grupo de presos tradujo al Braille folleterías sanitaria
Ultima actualización 9 de febrero de 2012.

lunes, 4 de julio de 2011

Un grupo de presos tradujo al Braille folleterías sanitaria

 
Un proyecto de la UNLP
Son estudiantes detenidos de la Unidad Penal 28 de Magdalena
04.07.2011 
 
El doctor Adolfo Brook en la entrega de diplomas

Un grupo de procesados de la Unidad Penal 28 de Magdalena tradujo al Braille parte de la folletería de la Dirección de Salud de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP). La inédita iniciativa, propiciada por el Programa de Estudiantes Privados de Libertad de esa casa de estudios,  busca promover la reinserción social de los detenidos y, al mismo tiempo, ofrecer una herramienta accesible para todos los ciegos y disminuidos visuales que forman parte de la comunidad universitaria.

El Programa se puso en marcha en 2009 dentro del Departamento de Atención Social, dependiente de la Dirección de Salud de la UNLP. El objetivo es generar los mecanismos necesarios para garantizar el ingreso y la permanencia en la UNLP de todos los estudiantes que actualmente se encuentran detenidos.


Por el trabajo y el contacto permanente con los estudiantes privados de la libertad, surgió la vinculación con Flavio, un estudiante que aprendió Braille estando detenido y propuso aportar sus conocimientos a la Universidad.


Actualmente enseña el sistema de lectura y escritura táctil a dos compañeros de encierro. Con ellos continuará traduciendo documentos de la Dirección de Salud de utilidad para los discapacitados visuales, con información indispensable sobre HIV y Dengue, entre otros temas.


Según explicaron los responsables del Programa, el objetivo es continuar y extender esta iniciativa para sumar no sólo a otros internos del penal, sino también incorporar a otras unidades penitenciarias de la región a la iniciativa.


Desde el área de Salud de la UNLP se elaboran diferentes folletos y piezas gráficas con toda la información de los servicios de salud y de consultorías que la Universidad ofrece a sus alumnos, docentes y trabajadores. El objetivo de máxima es que todos ellos sean traducidos al Braille.


El proyecto tuvo si corolario la semana pasada, cuando el director de Salud de la UNLP, Adolfo Brook, entregó los diplomas de agradecimiento a los procesados que participaron del proyecto.
Alumnos tras las rejas. La UNLP cuenta con cerca de 600 estudiantes que están detenidos en las distintas unidades del Servicio Penitenciario Bonaerense. De todas las carreras que se ofrecen en las cárceles, la más elegida es la de Derecho que, por sus características académicas, permite rendir libre casi todas las materias de su currícula. Se facilita así la regularidad a los estudiantes que se encuentran cumpliendo una condena.

Por otra parte, a lo largo de los años, se han realizado distintas actividades de extensión y capacitación en unidades penitenciarias. Para el Brook, el director de Salud de la UNLP, “estas iniciativas tienen como objetivo facilitar la reinserción social de las personas que han cometido delitos, porque la educación es una herramienta fundamental para abandonar la delincuencia”.


El funcionario argumentó que ello está sustentado en las estadísticas: “Así lo demuestra la bajísima reincidencia de quienes han podido adoptar una profesión o un oficio mientras se encontraban cumpliendo una condena penal”.

0 comentarios: